Estas son las soluciones para prevenir que nuestros hijos cojan meningitis

Daniel Ruiz, pediatra del Hospital Quirónsalud Córdoba afirma que “la mejor arma que disponemos hoy en día para combatir la meningitis son las vacunas”

 

La meningitis es una enfermedad que provoca la infección bacteriana de las membranas que rodean al cerebro y a la médula espinal con la correspondiente inflamación de las meninges. La propagación de la enfermedad se ve facilitada por el contacto estrecho y prologando con una persona infectada, por ejemplo, a través de los besos, los estornudos, la tos y los cubiertos compartidos en el mismo hogar.

Hay distintos tipos. Por un lado, la meningitis vírica, que es la más benigna y la meningitis bacteriana, la más temida por los profesionales, padres y madres. Este tipo de infección suele alertar más porque tiene un porcentaje de mortalidad superior al 10 por ciento y una tasa de secuelas entorno al 30% “Suele producirse por una serie de bacterias que, por suerte, cada vez las estamos acotando más. Con las vacunas. Hoy en día, por ejemplo, meningitis por neumococo prácticamente no vemos ya que la vacuna está introducida en calendario”, afirma Daniel Ruiz.

¿A quién afecta?

“Todo el mundo está expuesto a coger meningitis”, afirma el pediatra del Hospital Quirónsalud Córdoba. Pero cada cepa bacteriana tiene su propia predilección. El meningococo ‘B’ suele afectar preferentemente a los menores de 2 años y otros más modernos como el meningococo ‘W’ o meningococo ‘Y’, tiende a darse más en la adolescencia aunque también hay casos en niños pequeños. En base a eso, se realiza una estrategia de prevención para evitar los contagios y por supuesto la vacunación para evitar los síntomas que produce.

Síntomas

El más frecuente es la fiebre alta y afecta al estado general del niño. Puede provocar irritabilidad, somnolencia y vómitos. También encontramos la rigidez de nuca que solamente se da en mayores de 2 años. En los más pequeñitos hay que tener especial atención en la zona de la fontanera, donde está el cráneo abierto hasta que se van cerrando los huesos poco a poco.

Los profesionales nos advierten que “un niño con una infección tan importante no le suele bajar bien la fiebre incluso está decaído. Hay que estar en alerta con el estado general de nuestros pequeños para evitar la infección”.

Daniel Ruiz Díaz, pediatra del Hospital Quirónsalud Córdoba | RAFA ALCAIDE

Recomendaciones para combatir la meningitis

“No se puede evitar entrar en contacto. Es una bacteria que en torno al 20-25 por ciento de la población mundial es portadora en la laringe. Cuando desde la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía salta la alerta de un caso, se dan antibióticos a los compañeros de clase, profesores y familiares pero la mejor arma que disponemos hoy en día son las vacunas”, advierte Daniel. El pedriatra nos detalla que “hay una estrategia que se llama ‘cerrar el círculo de la meningitis’ que consiste en tratar de conseguir vacunas frente a todas las cepas más agresivas y poder administrar esas vacunas a toda la población cercana al sujeto infectado”.

La vacuna de la meningitis ‘B’ es la más recomendada al ser la más frecuente

El Hospital Quirónsalud Córdoba dispone de una consulta de pediatría general y de enfermería para resolver dudas y administrar vacunas. Ante la más mínima duda de una fiebre que no nos gusta, aunque lleve poco tiempo de evolución, o aparecen manchas en la piel, o el niño está irritable acudir rápidamente a urgencias para tratar esta infección de la forma más precoz posible.

Ya lo saben, ante la más mínima duda de una fiebre, la aparición de manchas en la piel, o irritabilidad en los niños hay que acudir rápidamente a Urgencias para tratar esta infección de la forma más precoz posible y sobretodo, vacunarlos.

Daniel Ruiz: “la mejor arma que disponemos hoy en día para combatir la meningitis son las vacunas” | RAFA ALCAIDE