Rescatan un galgo abandonado en un montón de basura

“Coincidiendo con el final de la temporada de caza miles de galgos están apareciendo abandonados, desecho de los galgueros”

Abandono de galgos
Abandono de galgos tras la temporada de caza

La Asociación Protectora de Animales Galgos del Sur ha rescatado recientemente a ‘Scarlet‘. Un galgo hembra abandonado que se encontraba en un montón de basura en la carretera de Bujalance a Morente, en la provincia de Córdoba. Estaba deshidratada y con solo 14 kilos de peso.

El animal se encuentra actualmente en el refugio de Galgos del Sur. Antes, ha sido hospitalizada en un Centro Veterinario por “una desnutrición severa, leshmaniosis y una lesión en la pata”.

Abandono de galgos

“Coincidiendo con el final de la temporada de caza miles de galgos están apareciendo abandonados. Desecho de los galgueros, en la calles, en perreras donde son entregados por estos para su posterior sacrificio, siendo muchos otros asesinados”. Así lo ha indicado la presidenta de la protectora de Animales Galgos del Sur, Patricia Almansa, quien ha agregado que ‘Scarlet’ fue “criada por un galguero, la utilizó durante algunas temporada de caza, abandonándola y arrancándole el microchip sobre el mes de diciembre”.

El ejemplar rescatado, “cansado, deshidratado, sin apenas fuerzas de haber pasado frío y mucha hambre acabó por tumbarse en un montón de basura para dejarse morir”, ha explicado Almansa, quien ha detallado que “cuando una colaboradora de Galgos del Sur la encontró apenas se movía, ni opuso resistencia”. “Muchos galgos salen corriendo y son muy difíciles de rescatar, pero ‘Scarlet’ no tenia fuerzas ni ánimo para huir”, ha dicho.

Según Almansa, “con ‘Scarlet’ nos queda un gran trabajo para recuperarla físicamente y anímicamente antes de ponerla en adopción. Al final acabara con una buena familia que le dará el cariño y los cuidados que nunca ha recibido”.

Desde Galgos del Sur han denunciado que “el Gobierno de España y de las comunidades autónomas amparan a los galgueros y las terribles consecuencias para miles de galgos cada año”.