Adelante Andalucía insta a la Junta a tomar “medidas efectivas” contra la violencia machista

El Gobierno andaluz debe “impulsar la modificación, desarrollo y financiación de la Ley andaluza contra la violencia de género”

Las parlamentarias andaluzas por Córdoba de Adelante Andalucía, Luzmarina Dorado y Ana Naranjo, tras condenar este miércoles el asesinato este martes de una mujer en Rute a manos de su marido, han instado al Gobierno de PP y Cs en la Junta de Andalucía a “tomar medidas efectivas” contra la violencia machista.

En este sentido y en un comunicado, las parlamentarias cordobesas han argumentado que, “para intentar prevenir y erradicar problemas tan graves que encuentran su razón de ser en un comportamiento machista social de base”, el Gobierno andaluz debe “impulsar la modificación, desarrollo y financiación de la Ley andaluza contra la violencia de género”.

Además, consideran “imprescindible priorizar y apostar por las políticas de sensibilización, prevención y formación altamente especializadas en materia de género, sobre todo para el personal implicado en la atención de las situaciones de violencia machista, pero también en el seno de la propia sociedad, con especial incidencia en la gente más joven”.

De igual forma, en la formación de izquierdas opinan que asesinatos como el ocurrido ahora en Rute son “consecuencia directa de la insuficiencia e ineficacia y, por ende, del fracaso de las políticas que se vienen aplicando desde las instituciones y que, a la luz de los hechos, necesitan una profunda revisión que garantice una protección real e implacable de todas las mujeres”.

También entienden en Adelante Andalucía que es “necesaria una ampliación de la asistencia jurídica a todas las mujeres víctimas, antes y durante todo el procedimiento judicial, e incluso después de la fase de ejecución de la condena”.

Por último, Dorado y Naranjo han señalado que, “a menudo la falta de medios, el miedo y la precariedad laboral son las principales razones que impiden a las mujeres víctimas de violencia machista interponer las denuncias pertinentes, empujándolas, en muchas ocasiones, a seguir conviviendo con el agresor”.