Al-Zahara pide que Sadeco retome la limpieza de calles habitual y frene la imagen de abandono

Sadeco Córdoba
Operarios de Sadeco limpian con mangueras de alta presión la avenida Fray Albino | SADECO

Más allá del Plan especial por zonas, la Junta directiva recuerda la acumulación de vegetación y suciedad en el viario y la acumulación de residuos en papeleras y determinados puntos

Sadeco Córdoba
Operarios de Sadeco limpian con mangueras de alta presión la avenida Fray Albino | ARCHIVO

La Junta Directiva de la Federación de Asociaciones Vecinales Al-Zahara considera que, una vez que la ciudad ha pasado a estar en la tercera fase de desescalada, el Ayuntamiento debe ir retomando su actividad normal y cotidiana”, con todas las precauciones normativas pero, “a nuestro juicio, la tan ansiada normalidad deseada por todos y todas debe empezar a ser la nota predominante”.

Así, Al-Zahara considera que “centros cívicos, servicios administrativos, centros deportivos, etcétera, deben volver a ofrecer todos los recursos a la ciudadanía dentro del más estricto cumplimiento de normas, tanto estatales como autonómicas, contando con medidas higiénicas y de seguridad sanitaria adecuadas”, tanto para su funcionariado como para la ciudadanía usuaria.

Al respecto, y particularmente, “resulta primordial que servicios tan fundamentales”
como los de la empresa municipal de limpieza, Sadeco, vuelvan a retomar su actividad
a pleno rendimiento en la limpieza habitual, “con independencia de la prevista de
manera periódica (Plico) por zonas, ya que la vuelta al tránsito de persona por
nuestras calles hace que su limpieza y el vaciado de papeleras sean tan necesarios
como la recogida de residuos diaria”.

Así, y una vez pasada la fase más dura del confinamiento, “donde esta empresa
municipal, pese a verse mermada su plantilla por razones de tener un gran grupo de
personas de riesgo, ha hecho un gran trabajo en cuanto a desinfección”, también
resulta imprescindible que la ciudad “retome su fisonomía normal en cuanto a limpieza
se refiere”.

Todo ello debido a que no se ha podido atender la limpieza adecuada del
viario, unida a las abundantes lluvias primaverales y a la ausencia de actividad en las
calles, que han propiciado que “la vegetación se haya adueñado de demasiados
espacios de la ciudad como de la periferia, dejando no solo una sensación de
abandono y dejadez, sino también un constante peligro de incendios,
fundamentalmente en solares, cunetas” y en grandes espacios públicos y privados.

Precisamente, Al-Zahara insiste en que Sadeco haga suya “la limpieza de numerosas
zonas privadas de uso público que, ante la nebulosa legal de a quién corresponde su
limpieza, están llegando a situaciones graves de riesgo”.

Por último, la directiva de Al-Zahara, que preside Antonio Toledano, considera que
tanto la limpieza cotidiana de la ciudad como su desinfección, “son servicios
esenciales, ahora más que nunca, para evitar la propagación del covid-19 y el posible
rebrote que ocasione un nefasto retroceso en la recuperación de la normalidad”.