¿Es mejor amortizar capital o tiempo en la hipoteca?

La hipoteca es uno de los aspectos más importantes de la vida económica de una familia, es por eso por lo que debemos tener muy presente el funcionamiento de la misma y cómo poder acortar la vida de ésta lo máximo posible.

Hablamos con nuestro experto financiero Roberto Carlos García, que nos cuenta que “la cuota mensual se compone de un abono de intereses y de una amortización de capital. Los intereses se calculan sobre el capital pendiente por pagar. De ahí que las cuotas de pago más inmediato tengan porcentualmente más intereses y menos deuda”
La teoría económica nos dice que con el sistema francés que se aplica en las hipotecas españolas “es más conveniente reducir plazo que cuota porque así se pagan menos intereses en el total del préstamo”.

Sin embargo, lo normal es que miremos más nuestra cuota mensual y nos decantemos por pagar menos cada mes (amortizar capital) para tener un poco más de dinero en el día a día.
Además, García nos recuerda que si nuestra hipoteca “es anterior a 2013, te puedes desgravar hasta 9.000 euros anuales por persona o 18.000 en declaración conjunta en total (doce cuotas más amortización anticipada). Amortizar más importe, no te compensa por encima de esa cifra”.
Ventajas y desventajas de reducir el tiempo o cuota
Al reducir el plazo, el importe total de los intereses que pagamos se reduce mucho, con lo que la operación financiera nos resulta más rentable. Seguimos pagando lo mismo cada mes, pero adelantamos el abono de la deuda. “Lo ideal sería en lugar de hacer amortizaciones parciales todos los años, hacer un ahorro en paralelo a la hipoteca donde tu dinero vaya creciendo y cuando el capital obtenido por el ahorro sea igual a la deuda hacer una única amortización, de esta manera no te descapitalizas, tu dinero está generando beneficios y tienes disponibilidad en un futuro de ese capital”.
En cambio, “si reduces cuota en vez de plazo, liberarás dinero para tus gastos mensuales, pero seguirás teniendo una deuda que supondrá más intereses cuanto más tiempo la tengas. Además, te arriesgas a que suba el precio oficial del dinero y con ello, aumente el interés”.
Cabe recordar que hoy los tipos de interés están en mínimos. “No van a subir a corto plazo, pero sí lo harán tarde o temprano. Si no esperas que tus ingresos mejoren mucho en el futuro, deberías reducir plazo”.
En cualquiera de los casos la mejor opción es siempre acudir a un especialista en la materia que nos aconseje de forma independiente. Si quieren contactar con Roberto Carlos García pueden hacerlo a través del email:  [email protected]