Andrés Lorite exige al Gobierno servicios mínimos para las gasolineras

El portavoz de Transportes del PP en el Congreso reclama al Ejecutivo que atienda esta demanda del sector, que preservaría miles de empleos

servicios mínimos para las gasolineras
Andrés Lorite, portavoz de Transportes del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso

El portavoz de Transportes del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, Andrés Lorite, ha exigido al Gobierno servicios mínimos para las gasolineras con una Proposición no de Ley registrada en la Cámara. Concretamente, Lorite insta al Ejecutivo “a llevar a cabo las medidas oportunas en orden a fijar servicios mínimos para las actividades de distribución de carburante al por menor realizadas por las estaciones de servicio en el contexto de la lucha contra el COVID-19”.

Con dicha iniciativa, el dirigente popular recuerda que “a consecuencia del confinamiento la movilidad en nuestro país ha caído un 89% en relación a los datos habituales para la época del año”. Con el mencionado descenso de los desplazamientos, precisa el texto de la Proposición no de Ley, “no tiene sentido seguir manteniendo el 100% de la oferta de suministro de carburante cuando la movilidad es apenas un 10% de la habitual”. Tampoco lo tiene “que más de 11.000 puntos de venta estén obligados a permanecer abiertos todos los días”.

Proposición no de Ley en el Congreso

La iniciativa se hace eco de la solicitud del sector de las estaciones de servicio, que reclaman al Gobierno “el establecimiento de unos servicios mínimos que garanticen el adecuado abastecimiento de carburante en los servicios esenciales. Al tiempo que permitan a las estaciones de servicio que así lo deseen cerrar temporalmente sus negocios hasta que España recupere la normalidad. Normalidad ahora perdida a causa de la propagación del coronavirus”.

Según recalca Lorite en la iniciativa -firmada junto a la portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, al secretario general del GPP, Guillermo Mariscal, y al portavoz adjunto Mario Garcés-, “es importante el establecimiento de unos servicios mínimos que ayudarían a preservar miles de empleos en el sector”.

Además “evitarían la exposición al COVID-19 de miles de empleados que ahora desearían cerrar temporalmente para evitar tener que cerrar la persiana definitivamente”. También “contribuirían a preservar el tejido industrial de nuestro país y una red de estaciones de servicio modélica que sirve como elemento de cohesión territorial, fija población en la España vacía y genera una economía social positiva”.