ANFANE advierte que medio millar de familias cordobesas están en serio riesgo de desahucio

La ley moratoria que actualmente contiene la ejecución de algún desahucio termina en mayo de 2020, algo ante lo que están pendientes 500 familias en Córdoba. El presidente de la Asociación Nacional de Familias Necesitadas (ANFANE), Rafael Cidres, asegura en Mira Córdoba que tiene “mucho miedo”

 

Si usted tiene una vivienda y está bajo el amparo de la ley moratoria antidesahucios, podría quedarse sin ella a partir de mayo del año que viene. Es el mensaje que ha trasladado Rafael Cidres, de ANFANE, en Mira Córdoba, el magacine de Ondamezquita TV que se emite cada miércoles desde las 21:30 horas.

Es el presidente de la Asociación Nacional de Familias Necesitadas. Y ante la llegada de una nueva avalancha de ejecuciones hipotecarias, no puede hacer otra cosa que temer a que se lleven a cabo, sólo en Córdoba y provincia, desahucios que afecten a medio millar de familias. “El problema es que las entidades bancarias ya están sacando del cajón sentencias para poner demandas, y ya no hay oposición porque no hay cláusulas suelo, cláusulas abusivas, resolución sobre el vencimiento anticipado, pero se acabará ejecutando”, asegura Cidres.

La Asociación Nacional de Familias Necesitadas está muy preocupada con esta situación. Este lunes pudieron impedir el desahucio de una familia en Córdoba de su vivienda. Pero son conscientes de que la implicación de las instituciones públicas es fundamental. Y si mientras seguimos sin gobierno central, esas políticas apenas se ejecutan. “Hemos hablado con las instituciones públicas y todas te escuchan, te dan la palmadita en la espalda, pero no se hace nada”, asegura.

¿Qué es esta asociación?

ANFANE nació en 2015, cuenta con 900 familias asociadas, y es una asociación sin ánimo de lucro que se mantiene con la cuota de sus socios y una subvención de la Diputación de Córdoba de apenas 6.000 euros. Unos medios ante los cuales querrían tener más para que su labor pueda abarcar

De hecho, Cidres lamenta que se ha producido un cambio de gobierno en Córdoba y que las cosas en el ámbito de la vivienda no han cambiado. Agradecen el trabajo de los empleados de Servicios Sociales pero advierten que no están para hablar de viviendas ni de desahucios.

Además, tienen muy claro que el gasto público en oficinas de vivienda es elevadísimo para el trabajo de fondo que se puede llevar a cabo. mayor terreno. “Si nosotros tuviéramos el presupuesto de cualquier oficina de vivienda de cualquiera de las instituciones públicas, acabaríamos con todos los desahucios de Córdoba y provincia”, manifiesta el presidente

ANFANE, gracias a su esfuerzo, ha conseguido cambiar de sede para atender a las familias de la mejor forma posible. Se encuentran en calle San Acisclo, en el entorno del Hospital Militar de lunes a jueves en horario de mañana y tarde; y viernes por las mañanas.