Antonio Ruiz defiende que “no es el momento de debates internos en torno al liderazgo del PSOE en Andalucía”

Las últimas declaraciones de Felipe Sicilia sobre el liderazgo en el partido del diputado del PSOE por Jaén, han encontrado respuesta en Antonio Ruiz, secretario general en Córdoba. Señala que en este momento la prioridad es “luchar contra la pandemia” tras el avance en el trámite de los presupuestos andaluces para 2021. Para el líder de los socialistas cordobeses, “son irreales”

Las últimas declaraciones de Felipe Sicilia sobre el liderazgo en el partido del diputado del PSOE por Jaén, han encontrado respuesta en Antonio Ruiz, secretario general en Córdoba. Señala que en este momento la prioridad es “luchar contra la pandemia” tras el avance en el trámite de los presupuestos andaluces para 2021. Para el líder de los socialistas cordobeses, “son irreales”

 

El secretario general del PSOE en Córdoba, Antonio Ruiz, ha señalado que “en este momento no toca hablar sobre el liderazgo del partido en Andalucía” tras las declaraciones vertidas por Felipe Sicilia, el diputado socialista por Jaén, sobre la posibilidad de estar al frente del partido en la comunidad autónoma si su partido lo considera oportuno.

Una valoración vertida en un momento en el que los presupuestos andaluces para 2021 superan el primer trámite parlamentario tras el acuerdo de PP, Ciudadanos y Vox. La propuesta de las cuentas públicas que ha presentado el Gobierno andaluz no son del gusto del PSOE dado que, según Antonio Ruiz, “los presupuestos son irreales y no responden a la necesidades reales de los andaluces y las andaluzas”.

Los socialistas reclaman un refuerzo de la educación y la dependencia, así como a los sectores más castigados por la pandemia. Y en cuanto a la nueva PAC, Antonio Ruiz ha destacado que hasta ahora sólo se ha negociado su cantidad, 47.724 millones de euros. La cifra, sumada a lo que aporta el Gobierno de España (1.088 millones), permitirá un incremento del presupuesto con respecto a la de la actual aplicación. De modo que “ninguna explotación agrícola o ganadera verá peligrar su futuro y su viabilidad, por lo que traerá certidumbre a nuestros agricultores”.