AREMEHISA intervendrá la sepultura 5 del cuadro de San Ramón

AREMEHISA intervendrá la sepultura 5 del cuadro de San Ramón. Una acción de urgencia, enmarcada dentro del proyecto internacional de investigación ‘Renée Lafont Quest’

AREHEMISA

AREMEHISA (Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar de la Frontera) comenzará el próximo 8 de febrero en el cementerio de Nuestra Señora de la Salud de Córdoba los trabajos arqueológicos de indagación, apertura y exhumación, si se hallasen restos óseos, de la sepultura número 5 del cuadro funerario de San Ramón.

Se trata de una acción de urgencia, enmarcada dentro del proyecto internacional de investigación ‘Renée Lafont Quest’. El principal objetivo de la intervención, es evaluar el estado actual de la sepultura número 5. Sepultura vencida de pago y apercibida de exhumación e incineración de oficio.

De hallarse los resto óseos, se evaluarán las condiciones de conservación de los restos óseos ante la posibilidad acometer una exhumación individual.

Ante la falta de financiación, AREMEHISA trabajará con recursos propios. La intervención, prevista en varias fases en función de los resultados obtenidos sobre el terreno, se asumirá por el personal técnico de la asociación y por sus voluntarios.

Renée en Córdoba

Los presidentes de las asociaciones memorialistas AREMEHISA y Caminar, Rafael Espino y José García, respectivamente, anunciaron en marzo de 2019 el hallazgo de Renée Lafont-Quest. Todo ello a falta de los resultados de las pruebas de ADN.

Dichos trabajos dieron lugar a que el pasado 7 de febrero se localizara, según Espino, a una mujer “que presentaba el impacto de un proyectil alojado junto al fémur de su pierna derecha”. Este detalle coincide con que Renée Lafont-Quest “ya estaba herida en una pierna cuando la fusilaron en las tapias de este camposanto”.

Además, “según las investigaciones llevadas a cabo, la sepultura donde fue encontrada la periodista coincide temporalmente con el 1 de septiembre de 1936”. Ese día fusilan a la mujer, con lo que presuntamente los restos encontrados corresponderían a los de Renée Lafont-Quest. Para confirmar los indicios, queda por conocerse los detalles del informe antropológico que se lleva a cabo y de una prueba de ADN de un familiar francés.

Con la localización de la tumba de los padres, esperan identificar definitivamente a la primera periodista asesinada en zona de guerra. Rafael Espino detalla a Ahora Córdoba que iniciarán un proceso administrativo para hacer una petición formal al Ayuntamiento de Bayona. Con la ayuda de la Fundación Internacional Baltasar Garzón, buscarán un trámite rápido para realizar las pruebas de ADN a los Lafont Leclercq.