Asaja Córdoba se sumará a la concentración de Jaén ante la crisis de precios del aceite de oliva

Se trata de una primera movilización que reunirá a unos 5.000 olivareros y que es la primera de un calendario de acciones

caída de precios del aceite

La organización agraria Asaja Córdoba se suma a la concentración que se celebrará el próximo 29 de mayo en Jaén ante la crisis de precios en origen del aceite de oliva para reclamar a las administraciones apoyo y medidas que reviertan su crítica bajada.

Se trata de una primera movilización que reunirá a unos 5.000 olivareros y que es la primera de un calendario de acciones más amplio que incluye la interlocución con las administraciones y nuevas manifestaciones en la calle.

El objetivo de la misma es poner freno a “la irracional e ilógica caída de precios en origen del aceite de oliva, además de reclamar a las administraciones el apoyo y la puesta en marcha de los mecanismos que estén a su alcance para que haya una estabilidad en el mercado”.

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha explicado que “no es razonable lo que está ocurriendo, pues a pesar de la gran cosecha en España, a nivel mundial ha disminuido la producción, ya que el resto de los países del arco mediterráneo ha tenido muy bajas cosechas”.

Medidas para frenar la caída de precios

Asimismo, ha resaltado la “necesidad de llevar a cabo medidas para frenar la caída de precios y evitar la crisis en el sector, con las pésimas consecuencias que puede tener, no solo para los olivareros, sino para la economía de todas las zonas productoras”.

Por ello, cree “imprescindible solicitar la aprobación de la extensión de norma que permita, a través de la Interprofesional del Aceite de Oliva, poder autorregular el mercado sin que el Tribunal de la Competencia tenga nada que objetar, y pedir a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que investigue el comportamiento del mercado”.

También, ha considerado importante “exigir una revisión de la Ley de la Cadena Alimentaria para que se revisen los precios del aceite y que, en caso de bajada, se refleje también en los lineales donde el consumidor compra el aceite, algo que hasta ahora no está sucediendo”.

Asimismo, ha subrayado que “el almacenamiento privado, mecanismo aprobado por la UE para regular el mercado en casos de crisis, tiene sus precios de activación obsoletos, llevan casi veinte años sin actualizarse y no palian la situación tal y como están planteados actualmente”.

Por ello, es urgente revisar los precios y, segundo, poder activarlos en caso de “grave distorsión” del mercado, algo que está estipulado en el apartado b de la normativa y que está perfectamente justificado debido a la situación actual de precios. Por ello, Asaja ya ha pedido al Ministerio de Agricultura, administración competente para ello, que solicite su activación.