Asaja participa en una concentración ante la crisis de precios del aceite de oliva

Es la primera movilización de olivareros donde se dieron cita unas 6.000 personas. El objetivo es poner freno a “la irracional caída de precios”

La organización agraria Asaja Córdoba ha participado en la concentración celebrada este miércoles en Jaén ante la crisis de precios en origen del aceite de oliva para reclamar a las administraciones apoyo y medidas que reviertan su crítica bajada. De esta forma ha apoyado en esta importante iniciativa a Asaja Jaén y al resto de las organizaciones convocantes.

Se ha tratado de una primera movilización que ha reunido a aproximadamente 6.000 olivareros y que es la primera de un calendario de acciones más amplio que incluye la interlocución con las administraciones y nuevas manifestaciones en la calle. El objetivo es poner freno a “la irracional e ilógica caída de precios en origen del aceite de oliva, además de reclamar a las administraciones el apoyo y la puesta en marcha de los mecanismos que estén a su alcance para que haya una estabilidad en el mercado”.

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha explicado que “no es razonable lo que está ocurriendo, pues a pesar de la gran cosecha en España, a nivel mundial ha disminuido la producción, ya que el resto de los países del arco mediterráneo ha tenido muy bajas cosechas”. Fernández de Mesa añadió que “es necesario llevar a cabo medidas para frenar la caída de precios y evitar la crisis en el sector, con las pésimas consecuencias que puede tener, no sólo para los olivareros, sino para la economía de todas las zonas productoras”. 

Revisión de la Ley de la Cadena Alimentaria

También, considera importante exigir una revisión de la Ley de la Cadena Alimentaria para que se revisen los precios del aceite y que, en caso de bajada, se refleje también en los lineales donde el consumidor compra el aceite, algo que hasta ahora no está sucediendo.

Asimismo, subrayó que el almacenamiento privado, mecanismo aprobado por la UE para regular el mercado en casos de crisis, tiene sus precios de activación obsoletos, llevan casi veinte años sin actualizarse y no palian la situación tal y como están planteados actualmente.

Por ello, es urgente revisar los precios y, segundo, poder activarlos en caso de “grave distorsión” del mercado, algo que está estipulado en el apartado de la normativa y que está perfectamente justificado debido a la situación actual de precios. Por ello, Asaja ya ha pedido al Ministerio de Agricultura, administración competente para ello, que solicite su activación.