Aucorsa y Autismo Córdoba, de la mano para facilitar la movilidad de los usuarios autistas

La empresa pública de transporte público de Córdoba cuenta desde este martes en toda su flota de vehículos con pictogramas en diferentes puntos de los autobuses para facilitar la autonomía de las personas con autismo. Este martes se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad

La igualdad de oportunidades abarca un círculo amplísimo de nuestra sociedad. Y en él tiene un espacio con muchas cuestiones que aportar a nuestra vida el de las personas con diferentes capacidades. Este martes 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Y cada vez son más las medidas que se adoptan en cualquier ámbito. Todo con tal que la rutina de estas personas, tengan el problema que tengan, puedan tener una accesibilidad normalizada. En este sentido, en Córdoba hay una empresa municipal que ha decidido dar un paso al frente como servicio público para contribuir con esta causa. Aucorsa es la compañía responsable de la movilidad en transporte en autobuses urbanos en Córdoba. Y en el ámbito de la inclusión ha marcado una huella importante en favor de las personas con autismo.

Un equipo de Ahora Córdoba se ha desplazado a las instalaciones de Aucorsa, ubicadas en la zona norte de la capital. Allí hemos conocido de primera mano un proyecto fruto del convenio entre la empresa municipal y la Asociación Autismo Córdoba, que atiende a 280 familias. Su psicopedagoga es Miriam Muñoz. Y augura una exitosa repercusión de la empleabilidad de unas pegatinas con pictogramas que se han diseñado por parte de los usuarios del ente asociativo para facilitarles el uso del transporte.

“A nivel de accesibilidad cognitiva, para una persona con autismo es fundamental porque una de sus potencialidades es que son pensadores visuales”, asegura Muñoz. Porque “tener apoyos visuales dentro de un autobús, en las puertas de entrada y de salida es fundamental para su autonomía y para entender bien qué deben hacer en los autobuses de Aucorsa sin tener la necesidad de apoyo de una persona”, justifica la psicopedagoga.

Una necesidad en la movilidad autónoma

La interpretación de los pictogramas, cuando se ven a la entrada del autobús – toda la flota de Aucorsa cuenta desde este martes con los adhesivos – es muy sencilla. Aunque el trasfondo para los autistas tiene un calado impactante para normalizar lo que cualquier usuario del transporte público en autobús por Córdoba puede realizar antes de subirse al vehículo. Cuando la persona con autista quiere coger el bus y lo ve llegar, la situación de nervios y estrés por el movimiento de pasajeros y el ruido que producen tiene su afección.

En ese momento “caótico”, cuando ven el pictograma de instrucciones para abonar el pago del billete mediante dinero en efectivo o la tarjeta de usuario de autobuses de Aucorsa, “son rápidos y autónomos en ese proceso que a ellos les cuesta”. Lo mismo ocurre cuando tienen que bajar del autobús en una parada. “Es importante que sepan que tienen que esperar a que se abran las puertas del vehículo para salir”. Al igual que “deben recordar que sus pertenencias han de llevarlas consigo esperando de pie o sentados”, explica Miriam Muñoz.

Esta medida nace del convenio que tenían suscrito tanto Aucorsa como la asociación Autismo Córdoba. La gerente de la empresa municipal es Ana Tamayo. Señala “la necesidad de autonomía en la movilidad de determinadas personas con una capacidad distinta” para cubrirla con esta iniciativa conjunta. Dada la esperada utilidad e incidencia en el colectivo, Tamayo hace un llamamiento a la responsabilidad. Concretamente para difundir y divulgar “que esto se pueda hacer, se haga y se utilice”. Porque Córdoba es y quiere seguir siendo una ciudad amable en favor de la movilidad sostenible e integradora de todos los cordobeses.