El Ayuntamiento rehabilita el Quiosco de la Música del Paseo de la Victoria

Tras permanecer durante meses en un estado lamentable, el Quiosco de la Música estará disponible para la puesta en marcha de distintas actividades

Quiosco de la Música
Salvador Fuentes y Bernardo Jordano, en el rehabilitado Quiosco de la Música | RAFA ALCAIDE

El Ayuntamiento de Córdoba ha rehabilitado el Quiosco de la Música del Paseo de la Victoria. Debido a los actos vandálicos y su situación de abandono, la infraestructura se encontraba en un estado lamentable. Ahora, la delegación de Promoción de la Ciudad será el área encargada de llevar allí todo tipo de actividades. El objeto es llevar allí actuaciones culturales e inclusivas a cargo d las distintas asociaciones o entidades que lo soliciten.

Para el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Salvador Fuentes, “era un clamor popular y una necesidad que requería una actuación urgente”. Por ello, el Consistorio ha rehabilitado un espacio que “estará al servicio de inclusión y de la ciudad”. En este sentido, Fuentes ha destacado la llegada de fiestas como el Carnaval o la Semana Santa a las que acompaña “un tiempo muy bonito”.

Antes de las actuaciones, al Quiosco de la Música se encontraba en un estado de deterioro a causa del vandalismo. Una situación “lamentable y muy preocupante”, lamenta Fuentes, que “se carga el patrimonio y la posibilidad de que el talento y al cultura puedan expresarse”.

Ya hay una actividad “bastante sonada” prevista para el 26 de abril

Por su parte, el delegado municipal de Inclusión y Accesibilidad, Bernardo Jordano, ha explicado que no son pocas las propuestas recibidas ya para llevar allí actividades. Entre ellas, Jordano ha recordado que, a su llegada al Consistorio, se le propuso llevar allí un proyecto de baile de salón en silla de ruedas. Algo que solo se podía llevar allí por la accesibilidad que brinda.

Sin embargo, la primera actividad que acogerá el renovado Quiosco de la Música recaerá en la Fundación Albor y será el 26 de abril. Si bien no se descarta llevar allí otras actividades antes, la de la Fundación Albor “será bastante sonada, tendrá bastante movimiento y viene con un patrocinio fuerte a nivel nacional”

Un espacio emblemático que “no necesitaba una actuación tremenda, solo un poquito de atención” y cuya inconveniente será, ahora, “que tengamos cola para cubrir todas las actuaciones”, ha apuntado.