Asaja Córdoba juzga los intereses empresariales que afectan al sector agrícola y ganadero

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, realiza un balance del ejercicio 2019 en el que ha habido pocos cambios con respecto a otros años

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, realiza un balance del ejercicio 2019 en el que ha habido pocos cambios con respecto a otros años

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha mostrado su repulsa a la orientación que mantienen las políticas de carácter agroganadero durante su comparecencia del balance del año 2019. Sobre todo de la Unión Europea, ya que considera que mantiene una excesiva carga ambientalista. En este aspecto, ha puesto el énfasis en que estos procedimientos se deben a los intereses que, por ejemplo, tienen las empresas de renovables.

Teniendo presente las consecuencias del cambio climático, Fernández de Mesa ha insistido en que las variaciones térmicas en el ámbito climatológico han sido frecuentes a lo largo de las últimas décadas. Una reflexión que ha compartido después de exponer el balance del ejercicio otoño 2018-verano 2019.

Desde Asaja Córdoba consideran que el sector agrícola y ganadero “no se ha movido mucho” al quedar fijados los orígenes de ingresos del campo a través de canales como la propia “climatología, el medio ambiente, los precios o la Política Agraria Común de forma importante”. Fernández de Mesa ha hecho mención a los problemas del sector aceitero por los bajos precios, los problemas arancelarios de la aceituna, los cítricos con la competencia de países terceros y los altos costes de producción en la ganadería debido a la sequía. Sin embargo el ibérico, por su tendencia permanente hacia la calidad, termina con resultados positivos.

Ignacio Fernández de Mesa, presidente de Asaja Córdoba, a la derecha de la imagen.

Problemas para el aceite y consecuencias de la ausencia de lluvias

Sobre la crisis de precios por la que pasa el cereal, la patronal mantiene que la superficie sembrada de trigo duro en la provincia de Córdoba ha disminuido en un 30%. La superficie de girasol también va en decrecimiento. Y en el caso de los cítricos, el presidente de Asaja Córdoba hace referencia a la bajada en la producción de entre el 10 y el 15%. Así como que los precios también han bajado a niveles por debajo de los costes de producción.

En cuanto al aceite, la ruptura del mercado obliga a que haya que crear estrategias para una difusión y promoción que incida mucho más en el producto y sobre él. Es una opción para que se certifique esa salida de la crisis, y más teniendo el llamamiento a la unión por parte de Fernández de Mesa. Ha comentado, dirigiéndose a las almazaras y cooperativas, que la integración entre ellas para competir en el mercado global les puede hacer más fuertes.

Las precipitaciones, por su parte, han sido bajas en líneas generales. Lo cual se ha hecho notar. Sin embargo, las lluvias caídas en diciembre han hecho posible que la dehesa tenga un buen estado, que los cítricos tengan un buen aspecto o que los cereales sembrados estén naciendo bien.