Un plan de transformación social busca la máxima incidencia en Palmeras, Moreras, y Guadalquivir

El Ayuntamiento de Córdoba y la Universidad Loyola firman un convenio de colaboración público-privada para intervenir en los tres barrios más desfavorecidos de la capital

El Gobierno local que encabeza José María Bellido (PP) y la Delegación de Servicios Sociales, en la que Eva Timoteo (Cs) tiene la responsabilidad de la misma, ha dado el primer paso para hacer de Córdoba una ciudad menos desigual con el paso de los años. Para ello, han llegado a un acuerdo de colaboración público-privada con la Universidad Loyola para ejecutar un protocolo de actuación para la transformación social de los barrios más pobres de Córdoba: los de Moreras, Palmeras y Guadalquivir.

El objetivo que se ha definido pasa por alcanzar un desarrollo inclusivo y sostenible en toda la ciudad. Concretamente, en la línea que marca la conocida Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Ello dependerá del grado de incidencia de un método innovador. De modo que se proporcione a los vecinos de estos entornos de Córdoba las herramientas necesarias mediante la formación y la mejora de las habilidades de los vecinos para encontrar empleo. Ello les permitirá desarrollar su vida hacia un camino más próspero. Al menos esas son las expectativas marcadas. Ya que la metodología aplicada estará basada en la investigación y en la generación de un conocimiento científico al servicio de la sociedad.

El rector de la Universidad Loyola Andalucía, Gabriel Pérez, explicó en la Sala de Comisiones del Ayuntamiento de Córdoba con la ayuda de una presentación proyectada en pantalla los pormenores del protocolo que se ha firmado este jueves en una reunión de la Junta de Gobierno Local del Consistorio cordobés. En su intervención, señalo que la institución universitaria de la Compañía de Jesús tiene una misión entre otras muchas. “El servicio de la fe y la promoción de la justicia”, dijo.

Un diagnóstico previo a la ejecución del Plan

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, indicó que desde sus primeros días en el Ejecutivo local se ha trabajado para dar forma junto a Loyola y representantes vecinales de Moreras, Palmeras y Guadalquivir al proyecto a desarrollar en los barrios más pobres de Córdoba. Su gestión se basará en un modelo similar al de los proyectos de cooperación internacional. Y en los presupuestos municipales de 2020 se contemplará una partida para su desarrollo del mismo modo que la Universidad Loyola reservará otra cuantía económica. En este sentido, el máximo edil subrayó que “Córdoba no puede permitirse apostar por el crecimiento de la ciudad en desigualdad”.

En la misma línea, la delegada de Servicios Sociales, Eva Timoteo, sostuvo que este proyecto “integral y participativo hay que abordarlo como lo que es”. Porque “requiere de un diagnóstico realista para afrontar la realidad con valentía pero con la humildad de que hay que unir voluntades para avanzar”.

Plan Transformación Social
El alcalde, José María Bellido; junto a Timoteo, Gabriel Pérez y vecinos de Moreras, Palmeras y Guadalquivir | Foto: PABLO MANSILLA