Bellido: “La parada de buses escolares en Claudio Marcelo no es relevante”

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, expone su valoración positiva sobre la implantación de una parada de autobuses escolares en la calle Claudio Marcelo

 

El impacto de la reubicación de la parada de cinco autobuses escolares en el centro “no es relevante”. Así lo ha manifestado el alcalde de Córdoba, José María Bellido, después de que hace unos días la Delegación de Movilidad del Ayuntamiento de la ciudad determinase que esta medida, incluida en el programa electoral de los populares, tenía varios beneficios para los alumnos al tener más cerca su centro escolar ya que el autobús pasa por Claudio Marcelo.

Desde el Gobierno municipal están convencidos de que se va a reducir el tráfico de vehículos privados en la zona. Ahí están ubicados distintos colegios públicos y concertados.

En este sentido, Bellido se mostró “muy satisfecho con la medida”, porque el Partido Popular de Córdoba ha sido “absolutamente coherente” después de defenderlo en la oposición y constar en su programa electoral. “Es el que han votado una mayoría de cordobeses, por lo que como el resto de compromisos que se asumen, se tienen que cumplir”, argumentó.

Petición de AMPAS y direcciones

Bellido ha querido incluso rebajar el fondo del debate aludiendo al paso de un número razonable y lógico de autobuses. Por ello, aseguró que esta medida permanecerá en el tiempo. Asimismo, dijo que las asociaciones de padres y madres de alumnos; así como las direcciones de los centros, habían demandado esta parada de bus en calle Claudio Marcelo.

El alcalde de Córdoba, José María Bellido; y el delegado de Movilidad, Miguel Ángel Torrico, en rueda de prensa.

Esta opinión la comparte Miguel Ángel Torrico. El delegado de Movilidad en el Consistorio cordobés agregó que a medio plazo la medida favorecerá el tráfico rodado en el centro de la ciudad en función de la petición de tarjetas ACIRE para vehículos privados.

Paralelamente, agregó que “la fluidez de la recogida mejora cada día”. Del mismo modo que reconoció que “los dos primeros días se produce una afluencia mayor de la Policía Local para ordenar el flujo de vehículos”. A la vez, “se ha puesto ya una señalética específica acotando los espacios de los autobuses dirigiendo los vehículos de los padres que se paran a recoger a sus hijos”.

Los autobuses realizan su parada entre las 8:50 y las 9:00 horas, entre las 14:00 y las 14:15 horas del mediodía, o entre las 15:00 y las 15:10 horas de la tarde.