Cambios en siete conciertos del Festival de la Guitarra de Córdoba

La principal novedad de la 40ª edición del evento serán los cambios en la contratación de los grandes espectáculos que pasarán a ser por concurrencia pública

La principal novedad de la 40ª edición del evento serán los cambios en la contratación de los grandes espectáculos que pasarán a ser por concurrencia pública

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha comparecido esta mañana para salir al paso de las críticas de los grupos de la oposición sobre la próxima edición del Festival de la Guitarra de Córdoba. El mayor exponente cultural de la ciudad. Bellido ha indicado que los objetivos son incrementar la calidad artística del propio festival, aumentar significativamente la repercusión en la economía local y en el turismo y mejorar el posicionamiento de la marca Córdoba. “Si vamos a caché, como se ha ido tradicionalmente, tenemos que tener previsto en el Instituto Municipal de Artes Escénicas previamente un presupuesto para contratar a ese elenco de artistas que quieran venir. Actualmente, estamos hablando de que aproximadamente estamos destinando unos 800.000 euros para contratar a esos artistas”, ha afirmado el regidor municipal

A este límite presupuestario se le añade otro problema legal que ha explicado el alcalde. ” “muchos de los artistas que tienen una mayor repercusión y mayor nivel artístico exigen pagos por adelantado. Cuestión que la normativa presupuestaria no permite, la impide. No podemos hacerlo”, ha expuesto José María Bellido

Por ello, el gobierno municipal ha modificado las condiciones de los contratos de los grandes conciertos, de los eventos de gran formato. En suma son siete. En primer lugar, cambiará la fórmula de contratación que pasa a ser mediante concurrencia pública. Un concurso en el cual la remuneración a la empresa que gane obtendrá entre los 400.000 y 500.000 euros fijos, más variables del porcentaje de la taquilla. Una taquilla cuyos precios fijará el Gran Teatro. Por su parte, el Ayuntamiento valorará las propuestas de los carteles de los artistas de las empresas que se presenten al concurso para decidir cuál es el mejor. 

La delegada de Cultura ha comentado que será un festival de primera, de todos los cordobeses y que será un gran escaparate para la ciudad. Así mismo Marián Aguilar ha dicho no entender tanta crítica cuando el Gobierno municipal va a utilizar una fórmula transparente de la mano del IMAE. “Queremos apostar porque el Festival de la Guitarra sea de nuevo un referente. Además, lo haremos sin que pierda su identidad y su gestión como hemos comprobado. Lo haremos junto a todos los compañeros del IMAE y del Consejo Rector”.

El Festival de la Guitarra tiene cada año menos impacto y repercusión fuera de nuestra ciudad. Ya que la media de espectadores, en los últimos 10 años, se sitúa en los 22.000. Un balance muy mejorable según el alcalde de Córdoba.