La Capilla Musical de la Misericordia celebra su 70 Aniversario

La Capilla Musical de la Misericordia aparece con este nombre en 1950 coincidiendo con los primeros cultos dirigidos a Ntra. Sra. de las Lágrimas en su Desamparo

Capilla Musical Misericordia
Programa de mano de la Capilla Musical de la Misericordia de 1950/ARCHIVOHDAD.MISERICORDIA

La hermandad también conocida como el “Silencio Blanco” celebra dos grandes efemérides en 2020 y justo alrededor de estas fechas de precuaresma y Cuaresma. Setenta aniversario de la incorporación de su imagen mariana a la cofradía y también setenta de la “Capilla Musical de la Hermandad de la Misericordia”.

Y el punto de unión de esta conmemoración está en la celebración de los primeros cultos dirigidos a Ntra. Sra. de las Lágrimas en los que se produce la primera actuación de este conjunto musical vinculado a esa advocación cristífera. La hermandad desde sus primeros años ya dejó clara su afición por la música con la actuación de un conjunto de coro y orquesta del Conservatorio de Música, ajeno lógicamente a la misma.

El primer director de esta Capilla Musical fue el profesor Antonio Jiménez Román, que permaneció como tal hasta la disolución de la misma en su primer etapa en 1953. Duró sólo cuatro años, 1950-1953. Fueron suficientes para que adquiriera un enorme prestigio. Entre los músicos que la integraban estaban Enrique Báez Centella o Carmen Flores.

Refundación

Pero como a veces ocurre, por unos u otros motivos, esta formación musical desapareció y sólo existía en el recuerdo de los hermanos más veteranos de la Misericordia. Sería en 2012 cuando otros hermanos plantearon la necesidad de recuperar una seña de identidad como ésa.

Un año más tarde, en la Fiesta de Regla de esta cofradía de San Pedro, volvía a sonar en las naves góticas de esta basílica menor la Capilla Musical de la Hermandad de la Misericordia. Desde entonces, su presencia es habitual en todas las celebraciones litúrgicas de la misma.

El buen hacer de la misma la ha convertido en un referente en la música religiosa de nuestra capital y provincia y de ahí de sus numerosas actuaciones en cultos de otras hermandades, conciertos varios, actos culturales, etc. Y también aporta un matiz de generosidad puesto que cualquier importe recibido por sus actuaciones está destinado al programa Obras de Misericordia.

Como dato curioso – observando la nómina de sus componentes que aparece en el boletín de Cuaresma de la Hermandad de San Pedro – señalar que entre sus integrantes se cuentan dos ex hermanos mayores: Angelmaría Varo y Manuel Ramírez y el actual, José Manuel Maqueda.