La importancia de la cardio-oncología para prevenir el daño cardíaco que pueden producir los fármacos tumorales

Más de 100 especialistas debaten en el Hospital Quirónsalud Córdoba acerca de los principales avances en cardiología

cardio-oncología

La cardio-oncología es un área cardiológica nueva. Está destinada a mejorar el tratamiento de los pacientes con cáncer y prevenir el daño cardíaco que puede producir los fármacos antitumorales. Este ha sido uno de los temas analizados en el congreso “Avances en Cardiología”, celebrado en el Hospital Quirónsalud Córdoba, con la presencia de más de cien especialistas.

El jefe de servicio de Cardiología del Hospital Quirónsalud Córdoba, Manuel Anguita, ha explicado que las enfermedades cardiovasculares y el cáncer comparten múltiples factores de riesgo. Actualmente, las principales causas de mortalidad y morbilidad. Por tanto, el manejo conjunto de ambas plantea un enorme reto y los avances en el diagnóstico precoz y tratamiento del cáncer han mejorado de forma significativa el pronóstico de los pacientes. Sin embargo, muchas de las terapias antitumorales aumentan la vulnerabilidad del sistema cardiovascular y adelantan la edad de riesgo vascular.

¿Qué es la cardiotoxicidad?

La cardiotoxicidad es cualquier enfermedad cardiovascular derivada del tratamiento del cáncer. Incluye insuficiencia cardiaca, cardiopatía isquémica, arritmias, hipertensión arterial, valvulopatías, miocarditis, hipertensión pulmonar, enfermedad tromboembólica venosa o arterial y patología pericárdica.

El riesgo de desarrollar cardiotoxicidad y las probabilidades de recuperación dependen tanto del tratamiento antitumoral administrado como de la presencia de otros factores. Predisposición genética, edad, sexo, tratamientos antitumorales previos, cardiopatía y/o factores de riesgo cardiovascular preexistentes.

Por tanto, la creación de equipos multidisciplinares de cardio-onco-hematología es clave para asegurar que los pacientes con cáncer reciben el mejor tratamiento con el menor riesgo asociado de eventos adversos cardiovasculares, ha asegurado el doctor Anguita.