Cáritas Córdoba mantiene servicios esenciales como el Ala de Baja Asistencia o la atención nocturna a los sin techo

Con el objetivo de mantener su compromiso con los más vulnerables, Cáritas Córdoba está llevando a cabo algunas medidas de prevención contra el coronavirus

Ala de Baja Exigencia de Cáritas/DIÓCESIS DE CÓRDOBA

Conscientes de su papel de servicio a los más necesitados de nuestra sociedad, Cáritas Córdoba mantendrá servicios esenciales como el ABE (Ala de Baja Exigencia) y la UVI, servicio de atención nocturna a los sin techo. Eso no significa que no hayan tomado medidas preventivas ante la pandemia del coronavirus.

Cerrar esos programas “sería más duro para las personas sin hogar de Córdoba, a las que no vamos a dejar de acompañar”, asegura esta ong. Y explican que desde los Servicios Generales y las Cáritas parroquiales van “a seguir acompañando a las personas que sufren en estos momentos de crisis sanitaria”.

Eso sí, entre las medidas adoptadas, evitarán la presencia de voluntarios o trabajadores pertenecientes a los identificados como grupos de riesgo (personas mayores) en los proyectos más expuestos al contacto con otros.

Otras acciones

Asimismo, prevén suspender las actividades (formación, ocio u otras que supongan la concentración de personas) en centros y servicios. Adoptar medidas de flexibilidad horaria, teletrabajo y de turnos entre los trabajadores de Cáritas Diocesana de Córdoba y sus empresas.

También pretender evitar colas, aglomeraciones y permanencia prolongada en espacios cerrados, dando prioridad, por ejemplo, al acompañamiento. Atención vía telefónica a nuestros participantes, atendiendo sólo de forma presencial los casos más graves. Establecimiento de turnos seguros o más rápidos de atención personal, escalonar la atención directa y entrega de ayudas. Fundamentales para garantizar la propia seguridad de las personas que acuden a sus centros y recursos.

Finalmente, anuncian que se van a reducir las visitas y las salidas de sus residentes de la Residencia Hogar ‘San Pablo’ y Casa de Acogida ‘Madre Redentor’.