CCOO denuncia la grave falta de personal para atender al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo

El Sindicato asegura que no se está atendiendo al alumnado por la falta de personal en audición y lenguaje, pedagogía terapéutica e integración social

falta de personal docente

El Sindicato Provincial de Enseñanza de CCOO de Córdoba ha denunciado hoy la grave situación que se está viviendo en los centros educativos de la provincia por la falta de personal para atender al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo. “Queremos que se garantice una escolarización digna en centros ordinarios para este alumnado”, señaló el secretario General de Enseñanza, Antonio Sánchez, quien remarcó que “más allá del valor y la importancia que han de tener los centros específicos de educación especial, no es menos cierto que el sistema educativo debe contar con los recursos, especialmente humanos, que hagan posible una escolarización exitosa de este escolares en los centros ordinarios”.

Sánchez aseguró que “las mejoras de los últimos años en la atención al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo han sido insuficientes y los escasos recursos existentes han estado mal distribuidos entre los centros. Muchas aulas y centros se encuentran desbordados en su atención a estos escolares mientras que en otros este alumnado no se encuentra matriculado por inexistencia de unos mínimos recursos para su atención”.

A este respecto, la orientadora y miembro del equipo de Pública Docente del sindicato Eva Rodríguez remarcó que “sería fundamental establecer unas plantillas fijas, estables, en los centros de aquellos profesionales especialistas como son los maestros y maestras de audición y lenguaje (AL), los profesionales de pedagogía terapéutica (PT) y el personal técnico de integración social (PTIS)”. Ahora, los recursos son compartidos y hay centros donde faltan esos recursos como es el caso del IES Nuevas Poblaciones de La Carlota donde “estamos esperando todavía un AL para cuatro niños con su dictamen, diagnosticados, que necesitan ese recurso y a día de hoy no lo tienen”.

“Nos da la sensación de que lo que están haciendo es poner parches pero en realidad no se está atendiendo de manera efectiva a este tipo de alumnado y si queremos una enseñanza de calidad y una educación pública de calidad hay que empezar por atender al alumno con necesidades específicas de apoyo educativo”, remarcó la responsable sindical que en referencia a los alumnos con dificultad de aprendizaje aseguró que “muchos se quedan desatendidos” porque los recursos no dan para atender a los niños con discapacidad y a este tipo de estudiantes con algunas dificultades de aprendizaje.

falta de personal docente

Por lo que respecta a los orientadores educativos, Rodríguez criticó que “un solo profesional atienda cuatro centros a la semana donde podemos estar hablando de casi mil alumnos, con lo que su labor se ve reducida a hacer diagnósticos, papeles, dar orientaciones al profesorado y poco más y el resto de la labor de orientación en los centros de Infantil y Primaria no existe –acción tutorial, orientación académica profesional, escuela de familias, etc.-“. En este sentido, CCOO requiere que se establezca un número máximo de alumnos que atender, que en su opinión debería ser de unos 200 por orientador, y no como ahora, que “están desbordados por completo” cuando son una figura clave para la detección precoz de dificultades de aprendizaje y necesidades específicas de apoyo educativo, puesto que son los que hacen los diagnósticos.

No es mejor la situación del Personal Técnico de Integración Social (PTIS) que han sufrido una paulatina privatización de un servicio fundamental para los y las menores con dificultades motoras y de conducta, entre otras. En Córdoba, frente a los 66 profesionales dependientes de la Consejería de Educación, hay 126 de empresas precarias, que soportan unas condiciones precarias, sin horario completo y compartiendo centros. La Consejería se comprometió a pasar estos puestos a la administración pública pero “no solo no los ha pasado sino que ha doblado el número”, explicó la PTIS y miembro de Pública Docente de CCOO de Córdoba Carmen Agredano quien reclamó que “este empleo tiene que ser público porque tiene que ser de calidad”.

Agredano relató cómo algunos integradores están atendiendo a 10 niños con necesidades especiales cuando “hay niños que necesitan un integrador desde que entran en el colegio hasta que salen y eso no existe, con lo cual estamos vendiendo humo”. A la falta de personal se unen las dificultades para cubrir las vacantes, ya que no existe una bolsa de empleo, con lo que se recurre a ofertas del SAE que a veces tardan más de un mes en cubrir la plaza. Es el caso de un centro de Montemayor, donde desde mayo se sabía que PTIS no se incorporaría en septiembre y hasta ahora no se ha cubierto la vacante.

Lo peor, hicieron hincapié los responsables sindicales, es que las familias creen que sus hijos están siendo atendidos cuando hay casos sangrantes. “Hay niños con control de esfínteres a los que se les cambia el pañal a primera hora y como el PTIS se tiene que ir a otro centro ya no se le cambia más” o en Priego, una maestra de audición y lenguaje atiende a un alumno con parálisis cerebral “una hora a la semana. Eso y nada es lo mismo”.

Por último, el secretario General de Enseñanza de CCOO de Córdoba lamentó que la delegada de Educación en Córdoba, Inamculada Troncoso, no haya recibido aún a los responsables del sindicato, a pesar de habérselo solicitado por escrito en dos ocasiones.