¿Son los cigarrillos electrónicos buenos para la salud? ¿Son mejores que el tabaco?

Conocemos de la mano de dos profesionales: una neumóloga y un vendedor de ‘vappers’, todo lo que rodea a los cigarrillos electrónicos

Parece que está de moda últimamente el uso de los cigarrillos electrónicos. Estos pequeños dispositivos recargables constan de un cartucho que se rellena de líquido. Este líquido entra en contacto con una resistencia, se calienta y de este calentamiento se genera un aerosol. Comúnmente se conoce a este aerosol como vapor. Por eso, a los usuarios de los cigarrillos electrónicos se les denomina vapeadores. Económicamente son más baratos que el tabaco ya que su precio en el mercado ronda los 50 euros de media. La particularidad es que pueden contener a gusto del consumidor, nicotina, saborizantes, aromatizantes pero siempre contienen dos sustancias que comparten con el tabaco: la glicerina y el propilenglicol. 

¿Son los cigarrillos electrónicos peores que el tabaco?

Isabel Ordóñez Dios, neumóloga del Hospital QuirónSalud Córdoba, afirma que “las sustancias que contiene este aerosol no son inofensivas y pueden causar daños para la salud respiratoria de las personas que lo consumen. Cuando inhalamos esas sustancias son irritantes para las vías respiratorias, pueden provocar bronquitis crónica, cualquier tipo de infección respiratoria e incluso pueden provocar cáncer”. 

Sin embargo, desde el sector defienden que los cigarrillos electrónicos contiene muchas menos sustancias que un cigarro convencional, aproximadamente un 95% menos y que el vapeo es admisible por nuestros pulmones sin causar ningún daño demostrado.

Juan María Jiménez, gerente de FUNSMOKE Córdoba, defiende que “evidentemente es mejor vapear que fumar. Por la cantidad de productos que se ingieren. En un cigarro normal cuando combustiona se generan entre 4000 y 5000 sustancias de las cuales unas 70 son cancerígenas y cuando vapeamos estamos ingiriendo  como máximo 4 sustancias. Evidentemente es un 95% menos malo vapear que fumar un cigarro”.

cigarrillos electrónicos
Los cigarrillos electrónicos contienen un 95% menos sustancias que el tabaco | RAFA ALCAIDE

¿Son los cigarrillos electrónicos una alternativa al tabaco?

La neumóloga del Hospital QuirónSalud Córdoba dice que “en España se calcula que unas 400.000 personas consumen este tipo de dispositivos. Inicialmente, se nos vendió la idea de que podían garantizar favorecer el abandono del tabaco habitual pero nos damos cuenta de que la mayoría de las personas que se inician en el consumo de estos dispositivos a larga se convierten en fumadores duales. Fuman tanto tabaco habitual como cigarrillos electrónicos con el daño que eso conlleva para la salud”. La doctora Ordóñez añade queno podemos considerar los vapeadores como una alternativa eficaz para abandonar el hábito tabáquico. Ese es el mensaje que nosotros llevamos años queriendo dejar claro. Los cigarrillos electrónicos no son efectivos para abandonar el consumo de tabaco habitual”. 

Por su parte, el gerente de FUNSMOKE nos confiesa que “yo estuve seis meses de fumador dual. Mezclaba el tabaco normal con el cigarrillo electrónico hasta que vi que no me hacía falta fumar tabaco convencional. Si te tomas un yogurt viene con aroma y la carne viene con aroma. Llevamos 14 años haciendo un uso adecuado de los cigarrillos electrónicos sin conocerse ninguna enfermedad. La gente piensa que tabaco y nicotina es lo mismo pero no tienen nada que ver. La nicotina no es cancerígena,  no hay estudios que demuestren que la nicotina afecte a nuestras células”.

¿Por qué se han producido muertes en Estados Unidos por vapear?

Isabel afirma que “realmente necesitamos más estudios para conocer cuál es la sustancia que ha producido este hecho. Desconocemos si se trata de una misma enfermedad o son varias enfermedades que han cursado de forma similar. La relación sí está clara y las muertes están relacionadas con el consumo de estas sustancias”. 

Por su parte, Juan María habla de que “en ciertos estados de Estados Unidos, el TCH en algunas concentraciones determinadas y unos controles sanitarios determinados está permitido, es legal. Este producto es caro y creemos, por las informaciones que nos han llegado, que algunas personas se han dedicado a confeccionar sus propios líquidos. Estos líquidos son hidrosolubles (los aromas, la glicerina, el propilenglicol y la nicotina) quiere decir que cuando se vapea es una especie de vapor que es admisible por nuestro pulmones”.

Isabel Ordóñez Dios, neumóloga del Hospital Quirón Salud Córdoba

Recomendaciones para no fumar ni usar los cigarrillos electrónicos

“La gente tiene que entender que no son dispositivos inofensivos para nuestra salud y pueden provoca  daños a larga en nuestra salud respiratoria. Si realmente quieren utilizarlos como medio para abandonar el tabaco habitual que no empiecen a utilizar y busquen ayuda de personal sanitario que les pueda ayudar para proporcionarle medidas fiables para garantizar el abandono del tabaco” afirma Isabel Ordóñez.

Sea como fuere en nuestra ciudad el uso de los vappers ha ido in crescendo en los últimos tiempos y cada día son más personas las que dejan el tabaco por los cigarrillos electrónicos. Entre una cosa y otra, lo mejor es no fumar nada, llevar una vida saludable y vapearse la vida.