Padres de alumnos de colegios de Córdoba y Aguilar de la Frontera protestan y no llevan a sus hijos a clase

Con motivo del inicio del curso escolar, los padres de alumnos de los colegios públicos Aljoxaní y Al Andalus en Córdoba capital no han llevado a sus hijos a clase. En Aguilar, el Alonso Aguilar y Doña María Coronel han contado con aulas vacías

Convocados por las respectivas asociaciones de madres y padres de alumnos (AMPA) o por grupos de padres formados para la ocasión, este jueves, con motivo del inicio del curso escolar, los padres de los alumnos en los colegios públicos Aljoxaní y Al Andalus, en la capital cordobesa, y Alonso Aguilar y Doña María Coronel, en Aguilar de la Frontera, se han concentrado a las puertas de los respectivos centros y no han llevado a sus hijos a clase en protesta por que ven poca seguridad ante el Covid-19.

En este sentido, en el Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Aljoxaní, en la barriada cordobesa de Fátima, de los 265 alumnos de Infantil y Primaria “solo cuatro de Infantil” han entrado a clase, después de que la Dirección del propio centro, ejerciendo la autonomía que tiene para ello y ante la “insistencia” de los padres, solo ha iniciado el curso para los escolares de Infantil, teniendo que ir a clase y de forma “escalonada” los de Primaria “entre el lunes y el martes”.

Así lo harán, según ha explicado, en declaraciones a Europa Press, la portavoz del AMPA del centro, Silvia Pascual, quien ha señalado que todo depende de que si, como se les ha anunciado, las obras de los aseos del colegio están concluidas para entonces, pues por ahora “solo hay disponibles tres aseos para 265 alumnos”, lo cual, dada la obligación del lavado de manos reiterado, hace inviable cumplir el Protocolo Covid.

En el CEIP Al Andalus, por su parte y según ha señalado, en declaraciones a Europa Press la portavoz de un grupo de padres, Cristina Muñoz, han sido medio centenar de alumnos los que este jueves no han acudido a clase, por decisión de sus padres, que también se han concentrado a las puertas del colegio para protestar por el exceso de ratio, que no permite separar en las aulas los pupitres más de 30 centímetros en aulas que, en algunos casos, no tienen ventilación.

En Aguilar de la Frontera, por su lado, las aulas se han quedado prácticamente vacías en dos de los cuatro colegios de la localidad, los que tienen más alumnos, el CEIP Doña María Coronel, con 420 alumnos, de los que solo 18 han acudido a clase, y el CEIP Alonso Aguilar, con 400 alumnos, de los que 80 han entrado a las las aulas.

Así lo han decidido sus padres, que entienden que “hay falta de seguridad” ante el Covid, y lo han querido expresar también, no solo no llevando a sus hijos al colegio, sino también con una concentranción ante sendos centros educativos, lo cual repetirán este viernes.