Las cordobesas consumen Manga, los cordobeses superhéroes

Cómics: Las cordobesas consumen Manga, los cordobeses superhéroes
El mundo Marvel ha sido uno de los claros promotores del auge que ha experimentado en estos últimos años el mundo del cómic. Un arte que en Córdoba siguen tanto aficionados como profesionales, hombres y mujeres de todas las edades.

Hemos estado en Androito Comics, una librería ubicada en Ciudad Jardín que está especializada en este tipo de publicaciones. Toni Jiménez , su gerente, nos cuenta que lleva desde 2013 “vendiendo y exponiendo material americano, europeo y cómics de autor”, clásicos de coleccionista, ediciones limitadas, cómics en otros idiomas y las últimas publicaciones, un completo abanico de posibilidades para los amantes del cómic.
“El público cordobés demanda ahora mucho el Manga que está muy de moda, también el tema de juegos, de exposiciones, los cordobeses viajan mucho a convenciones, a ferias, están de moda también los Art Gallery donde los artistas muestran sus obras, sus dibujos…”, cuenta Toni.

Y es que en Córdoba, asegura Toni, “el cómic siempre ha estado de moda y de hecho hay grandes profesionales que se dedican a este sector. Algunos de ellos trabajan a nivel internacional para firmas como Marvel o Disney“.
Un sector que está en auge aunque, librerías especializadas como Androito Comics, tienen que luchar cada día para sobrevivir al gigante de Amazon. Por ello realiza exposiciones, encuentros y talleres entre otras actividades. En cuanto a los gustos, asegura Toni que “las cordobesas consumen manga y los cordobeses superhéroes”.
“Aquí viene gente de todas las edades, jóvenes, adultos que buscan clásicos con tapa dura y reeditados, muchas chicas a por manga y los chicos con las películas de Marvel vienen a por Spiderman, Superman, los cuatro fantásticos, etc…”.
Niños y mayores, no hay edad para el cómic y es que no hay nada como comparar un clásico de los años 70 con las últimas ediciones, “muchos padres vienen a comprar el mismo cómic antiguo y en la nueva edición para mostrarle a sus hijos lo que ellos leían de pequeños y fomentar la lectura del cómic juntos”.