Auxiliadora López: "Cada vez tenemos más claro que la conciliación real es posible"

Auxiliadora López: “Cada vez tenemos más claro que la conciliación real es posible”
Auxiliadora López Magdaleno, nacida en Posadas en 1976, es la más joven y única mujer de los seis hermanos fundadores de Magtel, empresa cordobesa de base tecnológica que desde 1990 aplica soluciones innovadoras en el diseño, construcción y mantenimiento de proyectos en los sectores de la energía, medio ambiente, infraestructuras, telecomunicaciones, minería y ferrocarriles. Auxiliadora desarrolla labores de dirección, gestión de proyectos y representación institucional como consejera de la compañía, que a día de hoy genera más de 600 empleos directos y más de 1.000 indirectos. López Magdaleno es también la presidenta de Fundación Magtel.
Auxiliadora López Magdaleno
-Preside un consejo de administración con cinco hombres, ¿considera que tiene que demostrar su valía por ser la única mujer?
En Magtel promovemos el trato igualitario desde nuestra forma de entender la sociedad y nuestra propia organización, no como medida de mejora reputacional. El talento, la dedicación y la actitud se espera de todos y cada uno de los profesionales de Magtel por igual y en todos los niveles de responsabilidad, de la misma manera que el acceso, desarrollo profesional y retribución se da en igualdad de condiciones. Es una visión que compartimos todos los miembros del Consejo de Administración y que trasmitimos a través de toda la estructura de la compañía.
-¿Cuál considera que es la situación profesional de la mujer en Córdoba?
Más que en Córdoba, creo que la situación y evolución profesional de la mujer debe ser considerada, en principio, desde una perspectiva global. Es una satisfacción ver hoy cómo las juntas directivas de las organizaciones con mayor poder y reputación global están representadas mayoritariamente por mujeres, como es el caso de gigantes como Google o Microsoft. En la realidad nacional y local, siempre un poco más lenta que estos referentes extranjeros, aún queda mucho por recorrer pero el camino se está haciendo: hace 30 años, la tasa de actividad femenina española era 21 puntos inferior a la actual.
– ¿Cuáles son los principales retos que quedan por alcanzar para que haya una igualdad real entre hombres y mujeres?
A la vista del importante margen de mejora que muestran las cifras, brecha salarial, techo de cristal, contratación parcial y conciliación son asuntos en los que todo el conjunto de la sociedad debemos seguir trabajando. Si bien el tejido empresarial ya está planteando o trabajando en la implementación de iniciativas que los aborden, en Magtel y Fundación Magtel lo hacemos desde hace cuatro años a través de planes de igualdad. Gracias a ellos, por ejemplo, estamos elevando la representación femenina en sectores de actividad de la compañía tradicionalmente marcados por la segregación por género.
Auxiliadora López Magdaleno
– La Fundación Magtel, que usted preside, mantiene un firme compromiso con la igualdad en el ámbito social y laboral. ¿Cómo se consigue y qué hitos importantes destacaría en este sentido?
Materializamos nuestro compromiso a través de planes de igualdad que se concretan en acciones reales basadas en información, formación, análisis, concienciación, cambio en los procesos internos y colaboración con otras entidades; entre otras medidas. Una de las más destacables es la implementación de la herramienta de autodiagnóstico de brecha salarial de género del Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, con la que el Área de Personas previene y controla cualquier posible discriminación retributiva por causa de género.
Además, si bien una parte importante de estos planes es su diseño y activación, aún lo es más su seguimiento. Para ello, el Patronato, un Comité Permanente de Igualdad, el Área de Personas y un Agente de Igualdad designado dentro de la compañía son responsables de la supervisión de su cumplimiento y mejora continua.
-¿Es posible una conciliación real 100%?
Las iniciativas conciliadoras no solo responden a necesidades de los empleados sino también de la propia compañía, que gana con una mayor retención de talento, productividad y motivación. Todos debemos hacer posible la conciliación real y, además, tenemos herramientas. Dado que es uno de los ejes de intervención de nuestro compromiso con la igualdad, en Magtel y Fundación Magtel lo hemos abordado a través de la ampliación de excedencias, la adaptación de jornadas, la concesión y flexibilización de ciertos permisos, el uso de la tecnología para facilitar el trabajo y la comunicación¸ entre otros ejemplos. Y queremos que continúe evolucionando.
Si miramos hacia fuera, también podemos apreciar un progresivo y generalizado asentamiento de la conciliación en el ámbito corporativo: según estudios recientes, casi un 60% de las empresas han establecido alguna medida para que los empleados compatibilicen su vida laboral y profesional. Parece que cada vez tenemos más claro que la conciliación real es posible.
– Aparte de todas estas preguntas por su condición de mujer. Hablemos de la fundación que usted preside. ¿Qué objetivo tiene a medio y largo plazo?
Nuestra visión de futuro es lograr que nuestro compromiso y el enfoque innovador de nuestras actividades contribuyan a la construcción de una sociedad más justa e igualitaria y permitan un desarrollo sostenible y equilibrado. Para ello, a día de hoy, y tanto en el ámbito nacional como en el internacional, trabajamos para crear, apoyar y promocionar proyectos desde cuatro grandes líneas de actuación: la innovación social, la cooperación internacional, la acción social, y la empleabilidad.
En la práctica, esto se traduce en proyectos de formación e integración de personas desempleadas o en riesgo de exclusión social, la aplicación de soluciones tecnológicas para mejorar la calidad de vida de personas en situación de dependencia, la cooperación al desarrollo en países en los que Magtel tiene presencia o el fomento de la cultura y de una conciencia sostenible. Ejemplo de este trabajo son los cursos de técnico/a instalador/a de fibra óptica hasta el hogar -programa reconocido con el XIII Premio Fundación Randstad a la inclusión laboral de personas con discapacidad y en situación de vulnerabilidad-, las becas de prácticas profesionales Fundación Magtel, los proyectos Terapiam y [email protected]++ o la colaboración para el restablecimiento de las condiciones de comunidades quechuas; entre otras muchas actuaciones. Asimismo, una de las iniciativas de mayor relevancia de la entidad son los Premios Fundación Magtel, convocatoria puesta en marcha el pasado año para reconocer proyectos destacados en los ámbitos de la inserción sociolaboral, la innovación tecnológica y la innovación social.
-¿Cuál es su opinión sobre el tejido empresarial cordobés?
Sin duda, debemos mucho reconocimiento local al entorno empresarial y académico en los sectores de la salud y la agricultura, pero Córdoba puede ser referente en muchos más campos que los tradicionalmente conocidos. Como formar de aportar valor, en Magtel apostamos por el desarrollo industrial a través de la innovación, la tecnología y la investigación y trabajamos por inculcar esta visión en el entorno empresarial y social cordobés.