Córdoba y Granada firman un protocolo en materia de promoción y reactivación del turismo

Córdoba y Granada

“Trabajar conjuntamente y apoyarse mutuamente para conseguir una revitalización del sector y de la actividad turística los más rápida e intensamente posible”.

Los alcaldes de Córdoba, José María Bellido (PP), y de Granada, Luis Salvador (Cs), han suscrito este viernes un protocolo general en materia de promoción y reactivación del turismo, comprometiéndose así a “trabajar conjuntamente y apoyarse mutuamente para conseguir una revitalización del sector y de la actividad turística los más rápida e intensa posible”.

Para ello, el protocolo prevé que ambas ciudades compartan “información, conocimiento y buenas prácticas en materia de
seguridad sanitaria frente al Covid-19, trabajando en particular en
control de aforos, organización de eventos y actuaciones escénicas, control de flujos y de grupos, así como sellos de establecimientos y turismo responsables”.

También colaborarán los dos ayuntamientos “en el diseño de productos y ofertas comunes, siempre ajustados a sus características compartidas como destinos urbanos y culturales, sobre todo, aquellos que combinen visitas guiadas, el disfrute en grupos reducidos de espacios de alto valor patrimonial y experiencias gastronómicas”.

Junto a ello, el protocolo firmado incluye “promocionar de forma conjunta la festividad del Día de la Cruz en el año 2021, potenciando el valor compartido de esta fiesta única en España y que supone un nexo de unión entre las dos ciudades”.

También se ha acordado “establecer una línea de colaboración para el intercambio de soportes publicitarios, gestionados directa o indirectamente por cada una de las ciudades, al objeto de promocionar el destino turístico Granada Ciudad en soportes publicitarios de la ciudad de Córdoba y el destino turístico de Córdoba Ciudad en soportes publicitarios de la ciudad de Granada”.

Además, se prestarán “asistencia mutua en actividades de promoción realizadas en beneficio de la promoción de cada uno de los destinos en el propio municipio”, y se comprometen a la “organización de actividades conjuntas en terceros mercados”, tales como presentaciones, seminarios de formación, visitas comerciales u otras actividades de promoción para ambos destinos, “dirigidas a agencias de viajes, turoperadores y otros actores del sector turístico en mercados estratégicos para las partes que las mismas acuerden”.

También quieren “difundir en cada una de las ciudades las promociones, ofertas turísticas y programaciones culturales de las otras dos. A tal efecto los ayuntamientos firmantes se comprometen a disponer para tal fin de sus espacios y soportes publicitarios”, a lo que se suma que ambas ciudades “podrán contar con la colaboración de otros organismos o instituciones nacionales o extranjeras, de carácter público o privado, cuya cooperación técnica se considere de interés para la consecución del objeto” del protocolo.

Para la consecución de todos estos fines, las partes firmantes suscribirán “los convenios específicos que, en su caso, estimen necesarios para la ejecución y desarrollo de los objetivos comunes expresados” en el protocolo, que “no supone” para las administraciones firmantes “ningún compromiso jurídico o económico concreto ni exigible”.