El coronavirus deja sin procesiones de Semana Santa a numerosos municipios de Córdoba

Varias localidades de la provincia de Córdoba suspenden oficialmente los desfiles procesionales de la Semana Santa para prevenir la expansión del coronavirus

coronavirus en Córdoba Semana Santa
La Santa Cena de Puente Genil, antes de su encierro en la Iglesia de San José.

La suspensión de las procesiones de Semana Santa en Córdoba no ha sido la única que se ha producido en las últimas horas. La prevención de la expansión del coronavirus en Córdoba depende de evitar aglomeraciones masivas. Como las que se producen en los días en los que la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo se representa en la calle. Y muchos municipios de la provincia han hecho oficiales las cancelaciones de los desfiles procesionales.

En una nota de prensa, la Agrupación de Cofradías de Lucena señala que “tras analizar y valorar los riesgos sanitarios que implicaría la celebración de Semana Santa y siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias, en un ejercicio de responsabilidad y solidaridad, se ha acordado suspender las Estaciones de Penitencia de la Semana Santa 2020″.

El colectivo muestra su tristeza por “las consecuencias de carácter religioso y emocional que esta decisión produce”. Y apunta que “se ha valorado el enorme riesgo que la decisión contraria representaría”. Por lo que se concluye invitando a los lucentinos “a vivir una Semana Santa en el corazón”. Ya que “aunque no se celebre en las calles, sí debemos vivirla junto a Jesús y María en cualquiera de las advocaciones de nuestra ciudad”.

Puente Genil, sin desfiles procesionales de Semana Santa

A la suspensión de las salidas procesionales de Semana Santa en 2020 por la crisis del coronavirus en Córdoba también se ha sumado la de Puente Genil. En una reunión extraordinaria celebrada en la tarde del pasado sábado se tomó la decisión conjunta de cancelar las procesiones. En dicha junta participaron el alcalde, Esteban Morales; el consiliario de la Agrupación de Cofradías y párroco de Nuestra Señora de la Purificación, Don José Manuel Gordillo Márquez, y la junta directiva de la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas del municipio con su presidente, Jesús Gálvez Silva, a la cabeza.

Según recoge un comunicado de carácter oficial, “esta decisión ha sido adoptada con motivo de la situación excepcional por la crisis sanitaria a nivel mundial creada por el virus Covid-19 (coronavirus), siguiendo las indicaciones del Gobierno de España y acatando de forma estricta las medidas que las autoridades sanitarias aconsejan”.

Asimismo, “en estos difíciles momentos hemos de actuar con la máxima responsabilidad con el único objetivo de conseguir frenar la propagación de la epidemia y salvaguardar la salud y las vidas de nuestros vecinos”. Concluye en dicho comunicado diciendo que “se suspenden los desfiles procesionales, pero la Semana Santa ha de seguir viva dentro de todos y cada uno de nosotros”. Para ello, apelan a la “oración y celebración en la intimidad de nuestras familias de la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Señor Jesucristo”.

Castro del Río y Bujalance

Otros dos municipios cordobeses de la campiña han tomado la misma decisión. Hablamos, en este caso de Castro del Río y Bujalance. En el primero de los casos, ayer sábado hacían público un comunicado en el que informaban de la misma. Se hacía tras la reunión mantenida entre el alcalde, el párroco de la localidad y representantes de todas las cofradías castreñas.

Dicha decisión “forma parte de un ejercicio de responsabilidad civil y cristiana ante la pandemia de coronavirus, así como de obediencia a las recomendaciones de las autoridadas civiles, sanitarias y eclesiásticas de España y Andalucía”. Aseguran asimismo que lamentan “profundamente los perjuicios por esta crisis genera”. E invocan a “la protección de Nuestros Sagrados Titulares y particularmente a la Santísima Virgen de la Salud Coronada Patrona y Alcaldesa Perpetua de nuestra villa”.

También en el día de ayer tomaron la misma determinación en Bujalance. Las partes implicadas: párroco, Ayuntamiento, Agrupación de Hermandades y Cofradías, con todas estas presentes, se reunieron y acordaron la decisión de la “suspensión de los desfiles procesionales de 2020”. Este acuerdo fue adoptado por consenso entre todas las instituciones.

“Se trata – como señalaron – de una decisión adoptada siguiendo el sentido común y coherente con las recomendaciones e iniciativas del Gobierno“. Coinciden en que “concurren motivos de salud pública más que justificados para esta suspensión”. Y lamentan “adoptar esta decisión, dolorosa para toda la ciudadanía y especialmente para los cristianos y hermanos de las cofradías”. Ya que éstas “trabajan y se esfuerzan durante todo el año para hacer posible los desfiles procesionales”.