Nuevas medidas municipales para contener la expansión del coronavirus en Lucena

 El alcalde de Lucena, Juan Pérez, ha informado del regreso de las tareas de desinfección viaria una vez a la semana contra el coronavirus y la suspensión de actividades y talleres. El máximo edil insiste en la “responsabilidad personal y colectiva” para evitar el aumento de contagios

coronavirus Lucena
El alcalde de Lucena, Juan Pérez, en su comparecencia ante los medios.

El Ayuntamiento de Lucena ha aprobado este miércoles, mediante un nuevo decreto de Alcaldía, un nuevo paquete de medidas para contener la propagación del coronavirus. Es la segunda ciudad de la provincia cordobesa, con más de 42.000 habitantes, y además ha instado a la Junta de Andalucía a “limitar la movilidad en la ciudad, a tenor de los casos positivos y fallecimientos que se vienen conociendo en las estadísticas que a diario publica la Consejería de Salud” de la propia Junta.

Según la Consejería de Salud, en Lucena se han confirmado desde el inicio de la pandemia un total de 432 positivos por coronavirus. De ellos, 162 se han registrado en las últimas dos semanas. Del total de personas contagiadas en Lucena, 103 se han curado y seis han fallecido.

Respecto al decreto firmado por el alcalde, Juan Pérez (PSOE), y según ha informado el Consistorio, mediante el mismo se ha establecido “la suspensión de las actividades y talleres de participación ciudadana que se venían realizando de manera presencial en los centros sociales municipales”. Así como la clausura de las fuentes de agua potable y los aseos públicos. También el cierre del Paseo de Rojas entre las 23,00 y las 7,00 horas, y queda prohibido el comercio itinerante.

En edificios municipales, las principales novedades vienen dadas por la reducción de 9,00 a 14,00 horas el horario de apertura de las salas de estudio de la Biblioteca Municipal. No podrán abrir los espacios infantiles. Y se volverán a cerrar los soportes de la actividad libros libres. Por otra parte, se limita a 15 minutos la presencia en el Ayuntamiento de Lucena para las visitas presenciales no concertadas previamente.

Se intensifica la vigilancia de la celebración de “botellones”

En el Mercado Municipal, se cierra el acceso lateral y se establece un flujo de circulación de entradas por las puertas delantera y trasera, con el aforo reducido a un tercio. Ese mismo porcentaje se fija para as visitas a museos, centros de interpretación y otros lugares públicos de
interés, como son las instalaciones deportivas, mientras que en las bodas civiles se establece un tiempo máximo de 35 minutos para la ceremonia, tanto en el salón de plenos como en el patio del Palacio de los Condes de Santa.

El Ayuntamiento de Lucena fija para el 21 de septiembre la recuperación del servicio de limpieza y desinfección de calles y espacios públicos contra el coronavirus. Habrá especial atención a los alrededores de centros de salud y residencias, con maquinaria agrícola contratada con una frecuencia, en principio, de una vez a la semana. Será un complemento a los trabajos de desinfección practicados a diario por el personal de Servicios Operativos.

El nuevo decreto municipal introduce también la intensificación de dispositivos puntuales de control de alcoholemia y estupefacientes en zonas de especial concentración de personas. Habrá una incidencia en tramos horarios y zonas del término municipal proclives a la realización de fiestas privadas en campos.

En relación a la actividad que desarrollan las profesionales de los Servicios Sociales Municipales, se decreta la suspensión temporal de las visitas a domicilio. A excepción de las derivadas del Programa de Intervención Individual (PIA). Y en materia de igualdad y violencia de género se suspende la actividad grupal y la de formación para usuarias. Las comisiones informativas y las sesiones plenarias se celebrarán bajo la modalidad no presencial, por videoconferencia.

Recomendaciones

En el plano de las recomendaciones, el decreto suscrito por el alcalde lucentino incorpora una serie de medidas a adoptar por parte de grandes superficies, comercios y otros establecimientos. A ellos se les insta “a procurar un riguroso control de aforo que permita mantener en todo momento la distancia de seguridad entre personas”.

También se recomienda a los centros residenciales y asistenciales de personas con discapacidad, trastornos de conducta o mayores, y a centros de día, que soliciten a la Consejería de Salud y Familias la oportuna autorización para suspender temporalmente las visitas de familiares.

Igualmente, Juan Pérez ha insistido en su decreto en llamar a la responsabilidad personal y colectiva para cumplir las recomendaciones higiénico-sanitarias. Señaló “la limitación en los contactos interpersonales, salvo excepciones por razones debidamente justificadas”. Y además, un sistema de “control más eficaz y rápido de una situación sanitaria que amenaza con escenarios epidemiológicos ciertamente preocupantes”.

Por último, el alcalde de Lucena solicita la colaboración de la ciudadanía lucentina para “evitar cualquier perjuicio a la actividad económica” por culpa del coronavirus.