Cruz Roja atienda a 372 personas en el primer fin de semana de Feria

Las causas más frecuentes por las que ha tenido que intervenir el voluntariado de la institución humanitaria han sido pequeñas heridas, traumatismos leves e intoxicaciones

El voluntariado de Cruz Roja atendió a 372 personas el pasado fin de semana dentro del dispositivo sanitario que tiene instalado en la Feria de Nuestra Señora de la Salud de Córdoba. Esta cifra supone un incremento del 8 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, cuando eran 345 las asistencias que acumulaba la entidad en el recinto del Arenal.

En estos tres primeros días de Feria, fue el domingo (con 173) la jornada en la que el personal de la institución humanitaria tuvo que dar respuesta a un mayor número de incidencias.

Las causas más frecuentes por las que intervino el voluntariado de Cruz Roja fueron heridas, traumatismos leves provocados por pequeñas caídas o golpes e intoxicaciones etílicas, en su mayoría problemas de escasa gravedad. Prueba de ello es que solo en 24 ocasiones (un 6% del total), la persona atendida tuvo que ser evacuada a un centro sanitario.

Por sexos, son mayoritarias las asistencias a mujeres (207 frente a 165 hombres); mientras que por edades, la franja predominante es la comprendida entre los 30 y los 60 años (170), por 112 atenciones a jóvenes entre 18 y 30 años, 60 a menores de edad y 30 a mayores de 60.

El domingo, con 173, fue el día con mayor número de asistencias

El dispositivo de socorros y primeros auxilios de Cruz Roja en la Feria está integrado en esta ocasión por alrededor de un centenar de voluntarios y voluntarias, seis ambulancias y varios vehículos de apoyo logístico, preparados para atender cualquier emergencia sanitaria que ocurra desde el próximo viernes por la noche hasta el domingo 2 de junio en el recinto ferial.

Con este despliegue de recursos humanos y materiales, la entidad trata de garantizar que haya en todo momento medios suficientes para cubrir cualquier urgencia que se pueda producir en el transcurso de la última semana de festejos del mayo cordobés.

En los días de mayor afluencia de público –que suelen ser los fines de semana y el miércoles-,  el puesto de primeros auxilios de Cruz Roja, instalado frente a la caseta municipal, cuenta con más de 30 personas con la pertinente formación en socorrismo, respuesta ante emergencias y transporte sanitario.

El grueso del voluntariado que conforma el dispositivo es de la capital, aunque para fortalecer el operativo también se han desplazado a la ciudad personas procedentes de Jaén, Málaga, Sevilla y Almería, y de algunas de las asambleas locales que la entidad tiene repartidas por la provincia.

El puesto que la organización ha instalado en El Arenal tiene una estructura modular, con consultas dedicadas de manera específica a afecciones respiratorias, traumatológicas y curas, así como catorce camas para observación dentro de la Unidad de Reanimación Etílica (URE).

Como novedad, se incorpora este año en el dispositivo un sistema llamado S Visual para la atención a personas con discapacidad auditiva, a través de un ordenador con una aplicación que permitirá conexión por vídeoconferencia con un intérprete de lenguaje de signos, tanto de cara a una posible asistencia sanitaria como para dar respuesta a cualquier otra necesidad que tenga la persona, ya sea interponer alguna denuncia o cualquier otro tipo de gestión. El uso de esta tecnología -, impulsada por la Confederación Estatal de Personas Sordas- en la Feria ha sido auspiciado por el Ayuntamiento de Córdoba.

De igual modo, Cruz Roja ofrece por segundo año consecutivo en su puesto una sala de lactancia, así como otra de atención psicológica, donde habrá personal preparado para dar respaldo tanto a pacientes como a familiares sometidos a situaciones de especial tensión o nervios -generadas por la pérdida de algún niño o por patologías que revistan mayor gravedad-, y para tratar de resolver posibles conductas agresivas.