Cruz Roja hará seguimiento telefónico a más de 1.000 mayores en Córdoba por el calor

Debilidad, fatiga, dolor de cabeza, falta de apetito, insomnio o calambres son algunos de los efectos negativos que las altas temperaturas pueden tener sobre nuestra salud y que afectan especialmente a la infancia y a las personas mayores

El voluntariado de Cruz Roja ha comenzado hoy el seguimiento telefónico de más de 1.000 personas mayores en la provincia por el calor, para conocer su estado de salud y ofrecerles una serie de consejos básicos para prevenir los efectos de las altas temperaturas.

Estas llamadas –para las que se dará prioridad a personas que viven solas- se realizan a través del servicio de Proximidad Local. La institución humanitaria la tiene en funcionamiento en Córdoba, Baena, Hinojosa del Duque, Lucena, Peñarroya-Pueblonuevo, Priego de Córdoba, Pozoblanco, Palma del Río, Puente Genil, Rute y Villanueva de Córdoba.

El centro de contacto encargado de coordinar todo este programa cuenta con agendas personales de los usuarios y usuarias. Esto es una base de datos en la que se almacena información sobre quienes requieren una especial atención por su situación de riesgo, enfermedad o vulnerabilidad.

De este modo, la iniciativa persigue proporcionar información sobre cómo afrontar las altas temperaturas evitando riesgos para la salud. Además de detectar posibles casos de malestar de personas por el calor y activar, en el caso de que sea necesario, a los servicios de emergencia.