Cruz Roja reparte ropa de abrigo entre personas sin hogar ante la llegada del frío

Un dispositivo de voluntarios recorre tres noches a la semana las calles de la ciudad para ofrecer comida y “apoyo humano” a los sin hogar

El voluntariado de Cruz Roja ha comenzado a repartir entre las personas sin hogar de la ciudad de Córdoba diversa ropa de abrigo que les permita protegerse del frío y que se une a la habitual entrega de material de higiene, comida y bebida.

Esta ong  ha destacado que el personal de la Unidad de Emergencia Social (UES) de la institución humanitaria también está ofreciendo a la población ‘sin techo’ sacos de dormir, mantas y prendas tales como gorros de lana y guantes, además de paraguas.

Según Isabel Lozano, técnica de esa Unidad, “tratamos de ofrecer un apoyo especial a este colectivo ya que si bien todo el año resulta muy duro no tener un techo bajo el que refugiarse, en los meses de frío vivir a la intemperie es especialmente difícil”.

Dispositivo de voluntarios

Dicho dispositivo, conformado íntegramente por voluntariado, recorre tres noches a la semana las calles de la capital para ofrecer a la población ‘sin techo’ comida y bebida reparadora y apoyo humano.

En estos últimos días, el voluntariado de Cruz Roja ha atendido en cada una de sus salidas a unas 50 personas que viven en la calle.

La UES –que cuenta con financiación de la Junta de Andalucía– busca servir de enlace para intentar integrar al colectivo de personas sin hogar en la red de asistencia normalizada, con objeto de promover de este modo su inclusión en la sociedad.

A día de hoy, son alrededor de 60 las personas que participan como voluntarias en este proyecto, que se realiza en coordinación con el resto de entidades que conforman la Red Co-Habita de atención a personas sin hogar. Forman parte también de la misma Adeat, Fundación Prolibertas, Cáritas y el propio Ayuntamiento de Córdoba.

Precisamente las distintas entidades que participan en esta red han preparado para los próximos días en la ciudad diferentes actividades para visibilizar esta realidad, enmarcadas todas ellas dentro de una semana de sensibilización sobre las personas sin hogar.