CSIF Córdoba exige que se abone la subida salarial pactada a los empleados públicos

El sindicato recuerda al Gobierno que los trabajadores públicos han perdido el 20% de su poder adquisitivo en los últimos años

subida salarial pactada
Concentración de CSIF Córdoba junto a la Subdelegación del Gobierno en Córdoba

CSIF Córdoba ha organizado hoy una concentración junto a la Subdelegación del Gobierno para exigir al Ejecutivo central la aplicación del II Acuerdo de Mejora del Empleo Público, que se firmó por parte de los agentes sociales en marzo de 2018 y que incluye una subida salarial del dos por ciento a partir del 1 de enero 2020 para todos los trabajadores públicos, que en España suman unos 2,5 millones de personas y en Córdoba se alcanzan los 45.000.

La presidenta de CSIF Córdoba, Dolores Navajas, informa de que en octubre el Gobierno central envío una carta a los sindicatos en la se condicionaba el abono de esta subida salarial a que el Ejecutivo estuviera “en plenas funciones”. CSIF valora este gesto, pero advierte de que “los empleados públicos no van a tolerar que se retrase ni un día un alza salarial que está firmada y pautada desde el año pasado”.

En este sentido, la central sindical reclama que, “aunque el Gobierno está en funciones, debe hacerse efectiva por la vía del Real Decreto la subida a los trabajadores públicos desde principios del próximo año. “No vamos a permitir que los empleados públicos paguen el `pato´ de nuevo ni que nuestras condiciones laborales se vean perjudicadas por la falta de acuerdo para formar un gobierno estable, teniendo en cuenta que arrastramos una pérdida de poder adquisitivo del 20 por ciento en los últimos años, pese a lo cual hemos sostenido sobre nuestros hombros el funcionamiento del Estado durante la crisis”, resalta Navajas.

El alza salarial afecta a unas 45.000 personas en Córdoba

Desde CSIF se detalla que estas concentraciones se han repetido por todo el país y se asegura que se continuarán todas las medidas de presión que sean necesarias hasta que el Gobierno ejecute el acuerdo firmado, una situación que también está provocando un deterioro de los servicios públicos. Entre otras consecuencias destaca el parón de las convocatorias de empleo público, lo que trae consigo alta temporalidad y precariedad en las administraciones por la falta de personal. El sindicato recuerda que sólo se han llevado a cabo el 20% de las convocatorias para las 250.000 plazas acordadas.

La máxima responsable de CSIF Córdoba apunta que también se han destruido unos 50.000 empleos en la Sanidad Pública española en los últimos dos meses, subraya la gran inestabilidad laboral y la incertidumbre existente en el ámbito de la Educación Pública y denuncia que la parálisis del Gobierno ha bloqueado la negociación colectiva en el ámbito de la Justicia.