CSIF pide a los partidos políticos que prioricen la lucha contra el paro en sus programas electorales

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Córdoba muestra su preocupación ante la falta de soluciones efectivas para mejorar el funcionamiento de nuestro mercado laboral tras registrarse una nueva subida del paro en febrero. Las estadísticas hechas públicas hoy por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social señalan un aumento del desempleo en Córdoba de 1.627 personas (+2,3%), dejando la cifra total de desocupados en 70.806.

CSIF pide a los partidos políticos que prioricen la lucha contra el paro en sus programas electorales

La presidenta de CSIF en Córdoba, Dolores Navajas, reclama a los partidos políticos que concurrirán a las distintas convocatorias electorales que tendrán lugar en abril y en mayo que pongan las políticas de creación de empleo y generación de actividad económica como principal objetivo de sus programas con los que participarán en estos comicios. “En el caso de los ayuntamientos, aunque es cierto que no cuentan con competencias específicas en materia de empleo, sí pueden influir de manera decidida en el crecimiento de la oferta laboral facilitando la instalación de nuevas empresas por medio de la eliminación de trabas burocráticas”, resalta la dirigente sindical.

La provincia cerró febrero con 1.627 desempleados más que en enero, con un total de 70.806.

La máxima responsable de CSIF en Córdoba lamenta la ausencia de medidas dirigidas a la incorporación al mercado laboral de los jóvenes y las mujeres. “El hecho de que el paro juvenil se haya incrementado un 8% en febrero es una muestra más de la falta de oportunidades que ofrece nuestro mercado laboral, lo que obliga a muchas personas a tener que marcharse a otros territorio para poder labrarse un futuro”, destaca Navajas, quien también recuerda que más del 60% del desempleo en Córdoba afecta a las mujeres, “un dato que debería llevar a la reflexión de cara a la próxima celebración del 8-M”.
CSIF considera que es “urgente” la reforma del mercado laboral provincial para acabar con una realidad marcada por la temporalidad y la precariedad, ya que el 97% de la contratación que se realizó el mes pasado tenía una duración determinada, uno de los índices más elevados en España.