Deportivo Córdoba, medio siglo de historia y de fútbol

Deportivo Córdoba, medio siglo de historia y de fútbol.

El Deportivo Córdoba nació bajo el nombre de Recreativo Oscus en 1967. Su fundador y actual presidente es Rafael Jaén y el primer jugador que firmó por el club fue Pepe Navarro. Rafael hace medio siglo comenzó sus estudios de mecanografía en la Obra Social Cultural Sopeña. Allí decidió federar el equipo de estudiantes que existía sin apenas recursos económicos.
Durante 11 años, el club se llamó Recreativo Oscus hasta que el propio Rafael Jaén cambió el nombre del equipo al actual Deportivo Córdoba, ya que el club no era reconocido por los aficionados cuando jugaba fuera de la provincia.
Los primeros 20 años del club fueron muy complicados para el Deportivo Córdoba ya que no contaba con instalaciones propias y el número de jugadores iba creciendo. Primero pasaron por el cine Fuenseca, más tarde el campo de entrenamiento fue el patio del Seminario Diocesano y, a mediados de la década de los 70, lograron alquilar el campo del Colegio Virgen del Carmen, donde permanecieron 22 años.
Rafael Jaén, fundador y presidente del Deportivo Córdoba | Foto: Rafa Alcaide

Deportivo Córdoba, medio siglo de historia y de fútbol.

Desde hace más de dos décadas, el club está instalado en el campo de fútbol de La Asomadilla y cuentan con 15 equipos y unos 270 niños. Más de medio siglo al frente del club, Rafael Jaén defiende que la labor que hacen dentro del club, los padres y madres lo agradecen y valoran: “agradecen el hecho de que ni fuman, ni beben porque se han ido del club con 18 años y con la gente que se han juntado son gente del deporte. Se está haciendo una labor social nunca valorada”
El recuerdo más bonito que tiene el presidente durante tantos años en el mundo del fútbol no es precisamente un éxito deportivo: “lo más bonito que he vivido es que firmamos una vez a un par de niños de Las Palmeras y llegó a nuestro oídos que estaban durmiendo en el suelo. Entre todos los jugadores, compañeros y directiva, les compramos dos colchones y se los llevamos a su casa”. 
Hace poco tiempo ha sido reelegido como presidente aunque es consciente de que la retirada llegará pronto: “si en un par de años el club está donde creo que debe estar, lo dejaré. Y si tengo que aguantar los cuatro años del cargo, los aguantaré”. 
Antonio de la Rosa lleva dos temporadas como secretario técnico del club. Junto a José Rosales y Rafa Lara, se encargan de que el organigrama del club funcione lo mejor posible y que tanto jugadores como entrenadores mejoren cada día: “nosotros dentro de que es competir también lo hacemos dentro de una serie de reglas. Que todos jueguen, que todos disfruten y que cuando salgan al campo lo hagan con la misma ilusión y las mismas ganas de seguir aprendiendo”. 
Foto: Rafa Alcaide
Verónica Cano es una de las muchas madres de niños que juegan en el Deportivo Córdoba. Ella acude varias veces por semana a llevar a sus dos hijos a entrenar desde Villaviciosa de Córdoba. Verónica tiene muy claro lo que aprenden sus hijos en el deportivo: “les enseñan deportividad y valores, no vale ganar a toda costa. Los enseñan a perder, eso lo principal. Y la forma de entrenar y jugar es muy distinta a lo que ves en otros lados”. 

Deportivo Córdoba, medio siglo de historia y de fútbol

Pepe Carmona, es entrenador del cadete A del Deportivo Córdoba. Además pertenece al staff técnico del Córdoba CF Genuine. Lleva casi temporada y media en el club y lo que más valora es el ambiente de trabajo: “lo que más valoro es la tranquilidad con la que se trabaja, la ayuda que siempre te presta todo el mundo. Hay un magnífico ambiente de trabajo. Es un club que trabaja muy bien y eso hace que sea tan atractivo estar aquí”. 
Álvaro Zapata, entrenador del Alevín B, fue jugador del club cuando jugaba en el colegio del Carmen y esta temporada ha vuelto al club que considera una familia: “aquí hay mucho compañerismo. Si un equipo necesita a un niño se sube o se baja. Esto es una familia porque no hay un jugador que sea de un determinado equipo. Todo lo que pueda sumar un niño a un club bienvenido sea”.
Foto: Rafa Alcaide
Por último, hablamos con Luis Gutiérrez, entrenador del Alevin A, que tiene muy claro los valores que enseñan a los chicos: “le enseñamos puntualidad, saludar cuando lleguen a un entrenamiento a su entrenador y a sus compañeros, sus respectivas duchas cuando acaben el entrenamiento, que quede todo recogido en el vestuario. No solo es competir jugando al fútbol, son una serie de valores que se van sumando con el paso de los días”. 
Cincuenta y dos años de historia hacen que el Deportivo Córdoba sea uno de los clubes más importantes de la provincia. Medio siglo formando a chicos y a chicas a través del fútbol, enseñándoles a ser buenos deportistas como Rocío Gálvez o Antonio Rubio, pero sobretodo mejores personas.
Cincuenta y dos años de azul y negro como su camiseta y llevando con orgullo su nombre allá por donde van.