Desarrollan un programa para reducir el estrés de médicos y enfermeras

El IMIBIC ha puesto en marcha un ensayo clínico de ocho sesiones para mejorar las condiciones psicológicas de los profesionales de Atención Primaria

estrés de médicos y enfermeras

El estudio parte de la hipótesis de que un programa de mindfulness abreviado de 4 sesiones de atención plena y autocompasión. Es, al menos, tan efectivo como el programa estándar de 8 sesiones para reducir los niveles de estrés laboral y agotamiento de los residentes y tutores de Atención Primaria.

Diversos estudios han puesto de manifiesto que, al mejorar la autoconciencia, progresa el autocuidado del profesional, lo que a su vez favorece el bienestar psicológico. Las intervenciones basadas en la atención plena muestran buenos resultados para optimizar el manejo del estrés y del agotamiento, así como para aumentar la empatía en los profesionales, incluidas las dedicadas a la atención de salud.

El efecto de estos programas educativos se ha estudiado aún poco en aquellos profesionales de la salud que combinan sus actividades de cuidado con la enseñanza. Lo que generalmente conlleva más responsabilidad y estrés laboral. En este sentido, se ha descubierto que no todas las manifestaciones de agotamiento siguen el patrón típico y reconocible. Algunos subtipos se esconden dentro del desarrollo de una serie de actividades. Simulando éstas una situación que puede parecer contraria al agotamiento.

Esto puede ocurrir particularmente en profesionales con dedicación adicional a las actividades de cuidado. Esta característica hace que el estudio que se va a realizar sea especialmente relevante, porque permitirá detectar situaciones de estrés oculto en un colectivo sobrecargado.

El fin último de este estudio es incorporar y extender la práctica mindfulness de atención plena al trabajo, la enseñanza y las actividades de cuidado de los profesionales de la salud. Contando con la evidencia que se encuentre en este ensayo y contribuyendo así a aumentar y complementar las innumerables pruebas existentes, que se han aplicado ya en otros sectores laborales, tanto públicos como privados.