Desarticulado un grupo criminal tras cometer más de 20 robos en establecimientos

Sustraían vehículos para la carga y transporte del material robado, así como para cometer los delitos mediante el método del ‘alunizaje’

La Guardia Civil, en el marco de la ‘Operación Corium’, ha desarticulado en Córdoba un grupo delictivo, compuesto por cuatro personas, tras cometer más de 20 robos en gasolineras, salones de juego y restaurantes de las provincias de Córdoba, Sevilla y Jaén.

Según ha indicado la Benemérita en una nota, la operación se inició en diciembre de 2019 tras producirse una serie de robos en estaciones de servicio, restaurantes y salones de juego de la provincia de Córdoba. Los delincuentes, tras acceder al interior de los inmuebles –mediante fractura de los acristalamientos, forzando los accesos, o incluso utilizando el método del ‘alunizaje’–, sustraían principalmente máquinas de cambio de monedas y recreativas, tabaco y dinero.

Las primeras investigaciones permitieron comprobar que la mayor parte de los robos habían sido cometidos por un mismo grupo delictivo, el cual mantenía una dilatada relación delincuencial. Ante ello, la Guardia Civil estableció un dispositivo de servicio orientado a la prevención de este tipo de hechos en la provincia, así como a la identificación, localización y detención de los supuestos autores.

20 robos cometidos en restaurantes, salones de juego y áreas de servicio

Los miembros de la red sustraían vehículos para la carga y el transporte del material robado, así como también, en algunos casos, para acceder al interior de los inmuebles mediante el método del ‘alunizaje’. Asimismo, la Guardia Civil pudo concretar que se trataba de un grupo de personas con una gran movilidad geográfica tanto en la comisión de los robos como en sus lugares de residencia, cambiando continuamente de provincia, lo que dificultaba aún más las labores de investigación.

El avance de la investigación permitió identificar a los cuatro integrantes del grupo y comprobar que el mismo estaba perfectamente estructurado y jerarquizado, teniendo cada uno de ellos un rol perfectamente definido en la actividad delincuencial que desarrollaban.

Hasta el momento se han esclarecido un total de 20 delitos contra el patrimonio cometidos en gasolineras, restaurantes y salones de juego de las provincias de Córdoba, Sevilla y Jaén, destacando entre todos ellos el cometido el pasado día 16 de diciembre de 2019 en un salón de juego de la localidad cordobesa de Villa del Río, donde tras acceder a su interior intimidaron a una empleada.

Esta operación ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes al Equipo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Córdoba. Los presuntos delincuentes han sido detenidos en las provincias de Córdoba y Badajoz.