Desinfectan la Atarazana de Priego para evitar riesgos del Covid-19

La Consejería de Fomento atiende la petición del Ayuntamiento y actúa en tres promociones de viviendas públicas de alquiler

Atarazana de Priego
Trabajos de desinfección en Priego de Córdoba

La Junta de Andalucía ha desinfectado los edificios pertenecientes a tres promociones de vivienda pública en alquiler, titularidad de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), en la zona conocida como la Atarazana, en el municipio de Priego de Córdoba. La intervención se ha realizado a petición del Ayuntamiento, tras detectarse un caso positivo de Covid-19 que afecta a una persona residente en dicha zona de la población.

La agencia AVRA, adscrita a la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, tiene en Priego de Córdoba tres promociones de viviendas en alquiler, con 74 inmuebles, repartidos en edificios con bajo y dos plantas. Así como sótanos con garajes y trasteros en una de ellas. Los grupos tienen 26, 24 y 24 viviendas, respectivamente, y se localizan en las calles Carmen Luque Matilla, Jerónimo Sánchez Rueda y Atarazana.

Desinfección por el tránsito de un positivo por las zonas comunes

Según la información trasladada por la Alcaldía de Priego a AVRA, un vecino de alguna de estas promociones, diagnosticado de Covid-19, habría sido visto transitando por la zona en los últimos días. Por lo que en el caso de haber roto el confinamiento, podría haber contaminado las zonas comunes de estos grupos de viviendas. Motivo por el cual el Ayuntamiento solicitó a la Agencia de Vivienda la desinfección de los espacios comunes de las tres promociones.

Los trabajos fueron encomendados a la empresa Lidia Lozano Trillo y han consistido en la desinfección integral del entorno de los tres edificios siguiendo las pautas establecidas por la normativa que ha dictado la Consejería de Salud y Familia de la Junta de Andalucía, es decir, con hipoclorito sódico aplicado con mochilas pulverizadoras. Asimismo, se han tratado las zonas comunes de los edificios con lejía de máxima concentración con disolución acuosa de hipoclorito sódico, limpiando las áreas más utilizadas por los residentes, tales como ascensores, pomos de puertas, barandillas, etc.

Los trabajos se realizaron con las debidas medidas de seguridad por parte de los operarios, provistos de equipos de protección personal con trajes plásticos, gafas protectoras, guantes y mascarillas especiales para gases y vapores inorgánicos.