Desmanteladas en La Carlota y Puente Genil dos plantaciones de marihuana

Las plantaciones estaban ubicadas en un trastero y en una vivienda. La Guardia Civil ha detenido a tres personas, dos en La Carlota y una en Puente Genil

dos plantaciones de marihuana
Fotografía de uno de las plantaciones desmanteladas

La Guardia Civil ha detenido a tres personas como supuestas autoras de un delito contra la salud pública, por cultivo y elaboración de marihuana. El primero de estos operativos se llevó a efecto en fechas recientes en La Carlota, tras tener conocimiento la Guardia Civil a través de una información recibida, que en un local (trastero) ubicado en una comunidad de vecinos de la localidad, pudiera ubicarse una plantación de marihuana.

Las investigaciones posteriores permitieron localizar el local y comprobar que el mismo albergaba en su interior una plantación de marihuana tipo “indoor”. Estaba compuesta por 50 plantas de marihuana de diferentes tamaños que fueron intervenidas. Así como un extractor y una lámpara de iluminación y calor. Los agentes procedieron a la detención de los propietarios de la plantación, un hombre y una mujer que tenían alquilado el local.

Se han intervenido 150 plantas de marihuana en diferentes fases de crecimiento

El segundo de estos operativos se llevó a efecto en Puente Genil el pasado día 13 de enero durante un servicio de Seguridad Ciudadana. Los agentes tuvieron conocimiento de que en una vivienda ubicada en el término municipal de la localidad pudiera ocultarse una plantación de marihuana tipo “indoor”.

Dicha vivienda, la cual se encontraba deshabitada, desprendía un fuerte olor a marihuana, asimismo se pudo observar que la misma presentaba un enganche rudimentario a la acometida eléctrica pública, que conectaba con el interior de la vivienda. Ante ello, se iniciaron las pertinentes gestiones para localizar al propietario de la plantación, que resultó ser un vecino de Córdoba de 35 años de edad, quien fue detenido.

En el registro practicado en la vivienda se localizó una compleja instalación que fue desmantelada, compuesta por extractores, sistemas de ventilación, climatización, iluminación y regadío, así como productos fitosanitarios para el tratamiento y crecimiento de las 100 plantas de marihuana que albergaba la misma. Las ventanas del domicilio estaban selladas, con el fin de aislar de esta forma el fuerte olor que desprendía.