Día Mundial de los Animales con mucha tarea por hacer

Con motivo del Día Mundial de los Animales, charlamos con el veterinario y docente en el Centro de Formación de Auxiliares Veterinarios ‘Vetaformación’, Alberto Barra

Este viernes, 4 de octubre, se celebra el Día Mundial de los Animales. De todos. Una jornada que se declaró en 1929 como respuesta a la iniciativa de la Organización Mundial de Protección Animal. Desde ese momento, se conmemora cada 4 de octubre con el propósito de recordar a la humanidad la vital importancia de lograr la conservación de las especies animales del planeta.

Lo que mucha gente no sabe es que este día se conmemora, también, a San Francisco de Asis. Este santo, nacido en la Italia de 1182, destacó por su afán de enseñar a la humanidad a cuidar de su hogar. Para San Francisco de Asis, el bienestar del ser humano debía venir de la mano del bienestar de los animales que convivían con él, pues eran considerados hijos de Dios y, por tanto, hermanos del hombre.

Un Francisco de Asis que, adelantado a su tiempo, sirvió a sus semejantes, y también al resto de seres vivos. Por ello, el santo es también patrón de los veterinarios que, en cierto modo, celebran su día en la jornada de hoy.

Veterinarios como Alberto Barra, de la clínica Animal24, con quien AhoraCórdoba ha charlado, como no, de animales. Y es que si algo ha demostrado nuestro comportamiento con el planeta en los últimos tiempos es que, en muchos aspectos, son los propios animales los que una y otra vez nos acaban dando lecciones de humanidad. El maltrato a los ecosistemas, al medioambiente y por supuesto, a los animales nos ha llevado hoy a una situación crítica que debemos revertir.

¿Recapacitaremos?

En la actualidad, y según datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, alrededor de 5.200 especies de animales se encuentran en peligro de extinción. Entre ellos se encuentra el 11 por ciento de las aves, el 20 por ciento de los reptiles, el 34 de los peces y 25 de los anfibios y mamíferos.

Cifras alarmantes, pero ante las que el veterinario se muestra optimista. Para Barra, aunque estamos llegando tarde en muchísimos aspectos, la tendencia se dirige hacia el cambio. Especialmente, explica, en sociedades avanzadas en las que, aunque queda camino por delante, “si hay cada vez más concienciación”. En este sentido, y sin que “todos seamos como nuestro patrón, San Francisco de Asis”, el veterinario se muestra confiado en que la humanidad de ese giro tan necesario.

Todos vamos tarde, aunque España parece ir aún más a la cola. No fue hasta el pasado 2018 cuando los animales dejaron de considerarse meras ‘cosas’ para pasar a ser seres vivos. En este sentido, el también docente en el Centro de Formación de Auxiliares Veterinarios ‘Vetaformación’, cree que “evidentemente, los animales no son cosas, son seres vivos”.

Seres vivos que, sin embargo, tampoco deben humanizarse. “Entre ser una cosa y ser una persona hay una infinidad de puntos intermedios” apunta. Así, la clave está, para Barra, en el trato que se les dé. Por tanto, la tendencia debe acercarse a respetar a los animales “tanto como sea posible”, brindándoles “el trato lo más humano posible”.

animales
Alberto Barra, veterinario | Foto: RAFA ALCAIDE

¿Distintas clases de animales?

En este sentido, el veterinario establece una diferenciación entre los animales salvajes, los domésticos y los animales de arrastro o ganadería. Así, son estos últimos lo que mayor cambio necesita por parte del propio ser humanos.

Por un lado, Barra habla de animales salvajes como aquellos que “tienen muy poquita interacción con el hombre”. Son casos en los que un buen trato por parte de quienes pueden encontrarse con uno se reduce, simplemente, a no molestarlos. “Esos animales lo que quieren es que se les respeten su medio”, explica el veterinario.

Por otro lado, en un mundo en el que “los animales domésticos cada vez los tenemos más cuidados, siendo uno más de la familia”, Barra muestra su preocupación por la situación de los terceros. Animales cuyo bienestar aún está lejos, por lo que “queda mucho por luchar”.

Animales exóticos, ¿sí o no?

Profundizando en los animales domésticos, entre ellos se encuentran lo que se conoce como animales exóticos. En torno a ellos surge la polémica de si deben o no tenerse en cautividad ya que, en algunos casos, son animales en peligro de extinción. La necesidad de espacio y un hábitat alejado de las urbes hace que la presencia de estos animales entre la sociedad sea vista como una forma de maltrato.

En este sentido, el veterinario se muestra en desacuerdo, pues “hay especies que el tenerlas en criadas en cautividad está garantizando que esa especie sobrevivirá”. Y no por ello “tienen una mala calidad de vida, o poco bienestar”.

Eso sí, Barra deja claro que esos animales necesitan de unos cuidados especiales, y la creación de un entorno adecuado. Otra acosa sería, recuerda, “ver como se veía antiguamente las ‘tortuguitas’ metidas en una tortuguera donde el animal no podía moverse”.

A esto, el veterinario suma que no todas las especies pueden criarse en cautividad, ya que hay algunas a las que, básicamente, no se les puede recrear un ecosistema. “Ahí si es una barbaridad coger a un animal en cautividad, porque vivirá en unas malas condiciones”, declara.