Diez menores del Centro de Internamiento Medina Azahara logran el título de ESO

A la convocatoria de pruebas libres para la obtención del título se presentaron doce internos en la convocatoria de abril y superaron la prueba diez

Las delegadas en Córdoba de Turismo, Justicia, Administración Local y Regeneración Democrática, Purificación Joyera, y de Educación, Deportes, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Inmaculada Troncoso, han entregado este lunes los certificados que acreditan a una decena de menores del Centro de Internamiento de Menores Infractores Medina Azahara la posesión del título de graduado en Eduación Secudanria Obligatoria (ESO).

Para ello, según ha informado la Junta, el centro ha organizado un acto en el que las delegadas han puesto de relieve el esfuerzo y el trabajo desarrollado por los menores para lograr este título, que los acredita para continuar formándose.

A la convocatoria de pruebas libres para la obtención del título de ESO se presentaron un total de 12 internos en la convocatoria de abril, superando la prueba los diez a los que este lunes se les ha hecho entrega del mencionado certificado.

La delegada de Turismo, Justicia, Administración Local y Regeneración Democrática, Purificación Joyera, ha dicho a los menores que el título de graduado de ESO que han obtenido “es un paso más para lograr vuestra independencia y para que seáis vosotros, con vuestros recursos, los que desarrolléis vuestro futuro”.

Por este motivo, Joyera les ha dado “la enhorabuena, porque ante las adversidades habéis dado un paso adelante, seguid así, y espero que el sentimiento de orgullo que tenéis hoy os acompañe para lograr todas las metas que os propongáis”.

Por su lado, a delegada de Educación, Deportes, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Inmaculada Troncoso, ha subrayado también la importancia del paso dado por estos jóvenes. porque implica “superar sus dificultades académicas y pensar en el futuro”.

En este sentido, Troncoso ha manifestado que “la obtención del título de graduado en ESO tiene para estos alumnos un mérito añadido, por las circunstancias en las que se encuentran y, sin duda, redunda en una mejor inserción social tras su salida del centro de internamiento, al que han llegado por diversas situaciones”.

Las clases en el Centro de Internamiento Medina Azahara cuentan con un docente de la Consejería de Educación y Deporte perteneciente al Área de Compensación Educativa de la Delegación Territorial en Córdoba.

Como consecuencia de las características sociales y psicológicas del alumnado, estos menores tienen una serie de dificultades de aprendizaje que requieren una intervención educativa especial, para paliar el retraso evolutivo que tienen para la adquisición de destrezas cognitivas y que repercuten en su rendimiento escolar, así como en su adaptación social.