Diseñan una metodología docente para promover la competencia social y emocional en la escuela

El proyecto BOOST trabaja en un programa europeo de aprendizaje social y emocional dirigido al profesorado para el alumnado de Educación Primaria

competencia social y emocional
El equipo de investigación del proyecto BOOST

A nadie se le escapa que los centros educativos son un agente socializador de primer orden. Además de literatura o matemáticas, el alumnado puede adquirir entre estos muros otra serie de habilidades no menos importantes que tienen un impacto directo sobre su salud mental y que, por tanto, configuran una parte de su personalidad. El proyecto internacional BOOST está trabajando sobre un programa europeo de aprendizaje de competencia social y emocional. El objetivo es promover la salud mental desde las propias aulas. En el pograma participa el Laboratorio de Estudios sobre Convivencia y Prevención de la Violencia (LAECOVI) de la Universidad de Córdoba.

Mediante el proceso de aprendizaje social y emocional se adquieren las actitudes necesarias para manejar las emociones, mantener relaciones sociales y afrontar dificultades. No se trata simplemente de un concepto teórico, sino de un escudo que permite a las personas defenderse del bullying, depresión, ansiedad o estrés. Unos problemas que están a la orden del día y a los que se les podrían poner solución desde los centros educativos.

Según destaca una de las responsables del proyecto en la UCO, Eva Romera, una de las principales claves del proyecto es que está dirigido a la formación del profesorado. Para que sea el propio colectivo el que desarrolle el programa de manera regular y no como una actividad puntual. Frente a otros proyectos anteriores en los que personas externas al mundo de la enseñanza aplican programas directamente sobre el alumnado. En este caso se busca dotar de herramientas al cuerpo docente para que conozca las necesidades de los escolares que van más allá de lo estrictamente académico.

Laboratorio de Estudios sobre Convivencia y Prevención de la Violencia

Según estudios previos realizados por el LAECOVI, el factor más importante para que el alumnado considere que su convivencia en el colegio es buena es que el profesorado sea justo, equitativo y se interese por sus problemas. Por lo que “la figura del maestro es trascendental para provocar bienestar en sus alumnos”, destaca la directora del laboratorio de investigación, Rosario Ortega.

El programa consistirá en una serie de talleres de formación dirigidos al profesorado durante los tres primeros meses del año escolar. Con el objetivo que posteriormente los ponga en práctica en el alumnado de Primaria. Un rango edad en el que las actividades destinadas a promover la salud mental se comportan de forma más efectiva. Además, se está barajando la posibilidad de editar los talleres en formato virtual.

Los resultados de las investigaciones previas realizadas por el LAECOVI en el marco del proyecto ponen de manifiesto que la mayor parte del cuerpo docente reconoce la necesidad de realizar este tipo de actividades. Así mismo detecta cierta carencia de estas habilidades en el alumnado. “Los profesores saben lo que quieren hacer pero no cómo tienen que hacerlo”, subraya otra de las investigadores principales del estudio, Olga Gómez Ortiz. Por ello, el programa no busca una formación directa sobre un grupo de estudiantes en concreto, sino que “el profesorado incorpore herramientas que pueda poner en práctica durante sus años de docencia”.