Dos ataques de perros de razas peligrosas en las últimas 24 horas con una menor herida

Un Pitbul ha atacado a una menor provocándole heridas de diversa consideración y un Bull Terrier en otro ataque finalmente ha tenido que ser abatido

 

La Policía Local de Córdoba ha intervenido en dos ataques de perros de razas catalogadas como peligrosas que se han producido en las últimas 24 horas y que han provocado heridas a una menor de edad. Ha sido denunciado el dueño del animal que ha herido a la menor al no contar con licencia.

Según ha informado el Ayuntamiento en una nota, la primera de las actuaciones se ha desarrollado en la tarde de este martes, a las 16,30 horas, en la calle Chancillarejo de la barriada de El Ángel, donde un perro de raza ‘Pitbull’ atacó a una menor de edad a la que mordió provocándole heridas de diversa consideración.

Los agentes acudieron al lugar de los hechos y consiguieron capturar al animal y localizar a su dueño, que “no contaba con la necesaria licencia, seguro y chip identificativo que se exigen para las razas catalogadas como peligrosas”. Por este motivo, el propietario del animal ha sido denunciado.

Mientras, el segundo de los ataques se ha producido en la mañana de este miércoles, en concreto a las 10,00 horas, en el Camino Viejo de Almodóvar. Los propietarios de una vivienda alertaban a la Policía Local de la presencia de cuatro perros que habían accedido a su parcela y que les habían obligado a refugiarse en la casa, dada la actitud agresiva que presentaban.

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado agentes de la Policía Local que, al tratar de expulsar a los animales de la parcela y auxiliar a los propietarios –uno de ellos invidente–, también han sufrido el intento de ataque de uno de los perros –en concreto de un ejemplar de ‘Bull Terrier’– que les ha obligado a abatirlo.

A diferencia del primer caso, el propietario de estos cuatro perros sí contaba con los permisos y la documentación necesaria para razas catalogadas como peligrosas. Pese a ello, se ha iniciado la apertura de las correspondientes diligencias por si hubiese que reclamarle algún tipo de responsabilidad por lo sucedido.