El Alcázar de los Reyes Cristianos podría ser visitable al 80% en cuatro años

Comienza la restauración de la Torre de la Inquisición del Alcázar de los Reyes Cristianos. La ejecución de la obra durará dos meses y medio y costará 153.000 euros

La Delegación de Turismo del Ayuntamiento de Córdoba y la Gerencia Municipal de Urbanismo ponen en marcha desde este lunes la restauración de la Torre de la Inquisición del Alcázar de los Reyes Cristianos. Un proyecto que está pendiente de ejecución desde el año 2013. Cuando Juanmi Moreno fue concejal de Cultura del Consistorio, y que ve la luz seis años después.

La intervención, en palabras del presidente de la GMU, Salvador Fuentes (PP), supondrá una inyección económica importante. A ello, la concejala de Turismo, Isabel Albás (Cs), agregó que el nuevo Gobierno municipal trabajará para que en este mandato se incremente el espacio visitable del Alcázar, que a día de hoy es solo visitable en un 20%.

Uno de los técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Juan Murillo, explicó en la visita que se ha realizado a las obras que “al final de este proceso”, que puede durar en torno a cuatro años, “el Alcázar será visitable en un 80-90%”. Asimismo, “en el momento en el que estén listos el Plan Especial del Alcázar y Caballerizas Reales y desaparezca esta avenida no hablaremos de este elemento y de los jardines, sino que hablaremos de los Alcázares de Córdoba”, aseguró.

Un proyecto a largo plazo

Estos trabajos, que durarán dos meses y medio, corresponden al plan de actuación puesto en marcha en 2013 del que se ha desarrollado una primera fase, que fue la adecuación del denominado Patio de Mujeres.

Torre Inquisición
Los operarios trabajan en colocar la valla en las inmediaciones de la Torre de la Inquisición | Foto: RAFA ALCAIDE

A la segunda fase, que es la restauración de la Torre de la Inquisición, le seguirá de forma sucesiva la restauración de las fachadas sur y oeste, la de la Torre del Homenaje, los baños y la recuperación de los caminos de ronda.

La defensa del patrimonio y la mejora de la accesibilidad son algunas de las cuestiones más destacadas de la obra que se está acometiendo. En cuanto a los detalles técnicos de la restauración de la Torre de la Inquisición, la técnica de la GMU, Carmen Chacón, resaltó que “vamos a restaurar todos los lienzos de piedras y sillería así como de las estancias que hay dentro”. Éstas están “divididas en tres cámaras que se van a rehabilitar para sacar a la luz todas las troneras o saeteras por donde se defendía esta torre”, explicó.

De este modo, “se va a recuperar su volumen y se van a restaurar todas las patologías”. Además, “se va a poner en valor toda la sillería y fábricas de esas cámaras”. A ello hay que sumar que “en dos de las estancias de esos pasillos se va a plantear un museo dedicado al nombre que llevaba”. El objeto de esta propuesta, según Carmen Chacón, es que “se cuente la fase que en este alcázar llegó a ser sede de la Inquisición”.

En cuanto al presupuesto total, asciende a 153.000 euros.