El alumnado del colegio carteyano Francisco García Amo acude a clase entre protestas

Pese a dar el paso de dejar a sus hijos en el colegio, padres y madres del Francisco García Amo tienen la intención de seguir manifestándose por la educación de sus hijos

Francisco García Amo

Los padres y madres del alumnado del CEIP Francisco García Amo, de Nueva Carteya, han vuelto a llevar a sus hijos e hijas al “cole”. Lo hacen tras un inicio de curso, el pasado martes, en el no acudieron a clase. Esa es la forma con la que las familias carteyanas han protestado por la eliminación de dos unidades de Primaria y una de Infantil. Sin embargo, y pese a dar el paso llevar a sus hijos a clase, ellos mantienen las movilizaciones.

Así lo ha manifestado el presidente de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) ‘Monte Horquera’, Juan Jiménez. Este, ha explicado que, tal y como han venido haciendo desde el inicio de curso, las familias se han concentrado este lunes a las puertas del Francisco García Amo. Pero, esta vez, sí que han dejado que sus hijos acudan a clase. Lo hacen a la espera de tener alguna comunicación directa de la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía sobre el posible aumento de unidades al que aludió el pasado viernes la delegada de Educación, Inmaculada Troncoso.

Se mantienen las movilizaciones

Así, dado que “la Delegación no dice nada” concreto sobre dicho anuncio, los padres mantienen las movilizaciones. Igualmente, sigue en pie la previsión de convocar una concentración de protesta, no ya ante el colegio, sino ante la Delegación de Educación en Córdoba.

Esta es la postura del AMPA después de que Inmaculada Troncoso dijese el pasado viernes que “la situación” de déficit de unidades del colegio de Nueva Carteya “está en vías de solución”. La delegada recordó que ya se solicitó “en julio” pasado un aumento de unidades para este centro, pues ya eran “conscientes” de esa necesidad. Así que, según dijo, “habrá un aumento de unidades en aquellos cursos en los que, efectivamente, la ratio sobrepasa la que está estipulada”.

Sin embargo, Troncoso aclaró que, “probablemente, los recursos que se adjudiquen desde la Dirección General no den para todas las necesidades”. Hecho que “ha ocurrido siempre así”, aunque insistió en que se actuará en base a “criterios objetivos y técnicos”.

En cualquier caso, Troncoso recordó que hay más centros educativos de la provincia y la capital que han demandado un incremento de unidades para este curso. Por ello, se ha “establecido un orden de prioridad” para “los centros en los que se podrá atender el aumento de unidades” que reclaman, de forma que irán primero aquellos que cuenten con mayores ratios de alumnos por clase.