El Ayuntamiento respalda dos proyectos de cooperación de Cruz Roja en Guatemala y Honduras

La intervención en Guatemala ha recibido también el apoyo de los consistorios de Lucena y Priego de Córdoba, dentro de sus respectivas convocatorias de subvenciones para proyectos de cooperación internacional

Cruz Roja en Guatemala
Voluntarios de Cruz Roja en Guatemala

El Ayuntamiento de Córdoba ha apoyado, en el marco de su convocatoria de subvenciones para proyectos de cooperación al desarrollo y acción humanitaria, dos intervenciones de Cruz Roja en Guatemala y Honduras. De ambos proyectos en Centroamérica se beneficiarán alrededor de 3.000 personas.

La primera de ellas –que también cuenta con el respaldo de los consistorios de Lucena y de Priego de Córdoba– está dirigida a mejorar las condiciones de vida y, por ende, el desarrollo de la infancia de varias comunidades indígenas de Guatemala. Concretamente del distrito de Quetzaltenango, donde casi la mitad de los niños y las niñas presentan desnutrición crónica, según datos de Unicef.

El 70% de la población en Guatemala se encuentra en situación de pobreza

No en vano, de acuerdo a ese mismo informe, el país guatemalteco es el que tiene los níveles más altos de desnutrición entre menores de 5 años de toda la zona de América Latina y el Caribe, y ocupa el sexto puesto a escala mundial. Una triste realidad que empeora aun más en el caso de las comunidades indígenas, donde aproximadamente el 70 por ciento de la población se encuentra en situación de pobreza. Una cuarta parte de ella en pobreza extrema.

Además de estas condiciones adversas, las niñas y niños indígenas no reciben la estimulación que necesitan durante su desarrollo. Generalmente están expuestas a la violencia, al abuso, a la negligencia y a experiencias traumáticas. Por lo que afrontan un mayor riesgo de tener un bajo nivel de desarrollo cognitivo, físico y emocional.

Para abordar este problema, el proyecto de Cruz Roja se vertebra en torno a tres ejes. Planes para la mejora de la salud materno-infantil y la nutrición a nivel comunitario, el acceso a agua segura y el fomento de la seguridad económica de las familias, a través del impulso de iniciativas para la generación de ingresos. En conjunto, la Cruz Roja Guatemalteca –con el respaldo de Cruz Roja Española- intervendrá dentro de este proyecto con 2.100 personas de forma directa, y con otras 5.000 de manera indirecta.

Las maras, un lastre en Honduras

Por otro lado, el área de Cooperación del Consistorio cordobés también ha apoyado una actuación de la institución humanitaria orientada a mitigar las consecuencias humanitarias que sufren en Honduras muchas familias migrantes y desplazadas a causa de la violencia en Centroamérica.

Dicho proyecto pone el foco tanto en familias que trataron de emigrar a Estados Unidos. Se vieron obligadas a retornar como en aquellas otras que tuvieron que huir de su ciudad por las actitudes violentas de las pandillas juveniles. Las maras se encuentran desplazadas dentro del propio país.

La intervención, de la que se beneficiarán de forma directa al menos 850 personas, se plantea desde varios ángulos. Por un lado, paliar las necesidades materiales de esas familias. A través de la entrega de ayuda humanitaria. Brindar apoyo psicosocial y favorecer la reinserción en el sistema educativo formal de los menores. También, apoyar para el restablecimiento de los medios de vida. Mediante acciones que mejoren la empleabilidad de estas personas.

El Ayuntamiento de Córdoba ha concedido 80.000 euros a Cruz Roja para estas iniciativas. En ambos casos financiadas dentro de la convocatoria de subvenciones de 2019 para proyectos de cooperación al desarrollo y acción humanitaria. Por su parte, las ayudas de los consistorios de Lucena y de Priego de Córdoba para la intervención en Guatemala ascienden a 4.000 y 3.000 euros respectivamente.