El Ayuntamiento y la Junta abordan las nuevas líneas de ayudas al comercio para salir de la crisis

Estas subvenciones “también apoyan la expansión comercial de aquellos negocios que ya tuvieran tienda virtual y se planteen una implantación física

El delegado de Gestión, Comercio y Mercados del Ayuntamiento de Córdoba, Antonio Álvarez, y el delegado territorial de Empleo, Formación y Economía de la Junta en Córdoba, Ángel Herrador, han mantenido un encuentro este martes en el que han abordado, entre otros asuntos, las líneas de subvenciones o ayudas al comercio que se van a convocar de manera inmediata por parte de la administración autonómica, que en el conjunto de Andalucía tiene un montante de once millones de euros, para salir de la crisis provocada por el covid-19.

Según ha indicado el Consistorio cordobés, tanto Álvarez como Herrador han destacado que las cuatro líneas que engloban estas ayudas “coinciden con las inquietudes y planteamientos de las asociaciones del sector en un momento muy complicado como el que ha provocado la crisis del coronavirus”.

Entre ellas destaca el dar apoyo económico a las medidas de higiene y seguridad adoptadas por los comerciantes con motivo del covid-19 o el impulso a la transformación digital como modo de hacer frente a la pérdida de ventas con motivo del cierre de los establecimientos.

Estas subvenciones “también apoyan la expansión comercial de aquellos negocios que ya tuvieran tienda virtual y se planteen una implantación física, así como una ayuda al fomento del relevo generacional en el comercio”.

“Es muy importante el hecho de que la Junta las va a convocar de manera inmediata”, ha comentado Álvarez, quien ha añadido que “vamos a celebrar sesiones informativas con los comerciantes para que conozcan bien estas ayudas y cómo pueden acogerse a ellas”.

En el encuentro también han abordado las líneas de ayudas a las entidades locales para el comercio ambulante, que la Junta sacará a finales de año o principios de 2021.

Álvarez ha indicado que para poder optar a ellas “tenemos que modificar la ordenanza de venta ambulante y que esta cuente con el visto bueno del consejo asesor del comercio de Andalucía”.

En los últimos años, según Álvarez, “el Ayuntamiento no ha podido optar a ellas porque la ordenanza no tenía el visto bueno de este órgano, lo que ha hecho que se pierdan unos 300.000 euros”.

Para concluir, el concejal ha apuntado que su Delegación “ya está trabajando en dicha modificación de la ordenanza con la idea de que pueda llevarse al pleno de septiembre u octubre”.