El Banco de Alimentos Medina Azahara y Mercadona planifican sus colaboraciones para 2020

La compañía española de alimentos mantiene su compromiso de realizar una donación anual de alimentos de primera necesidad a la entidad cordobesa

Medina Azahara y Mercadona
Reunión entre los responsables del Banco de Alimentos Medina Azahara y Mercadona

El Banco de Alimentos Medina Azahara de Córdoba y Mercadona han cerrado la planificación de colaboraciones para 2020 en la provincia, con la que se formaliza la relación que la compañía mantiene con esta entidad.

Según ha indicado el Banco de Alimentos en una nota, Mercadona mantiene su compromiso de realizar una donación anual de alimentos de primera necesidad, así como a participar en aquellas campañas de recogida de productos en las que el Banco de Alimentos lo requiera, como los pasados días 22 y 23 de noviembre en la Gran Recogida.

Por su parte, el Banco de Alimentos ha ratificado su compromiso de distribuir entre las organizaciones sociales los productos en condiciones adecuadas para que puedan llegar al consumidor en perfecto estado.

La directora de Relaciones Externas de Mercadona en Córdoba, Laura Cruz, ha agradecido al Banco de Alimentos de Córdoba “su trabajo y dedicación altruista al servicio de los más necesitados”. A la vez que ha manifestado su interés en seguir colaborando con aquellas acciones que realice el Banco de Alimentos. Poniendo a su disposición “los centros de Mercadona como puntos de recogida de productos en aquellos municipios donde se realicen las campañas que tradicionalmente organizan”.

En este sentido, el presidente del Banco de Alimentos de Córdoba, Carlos Eslava, ha asegurado que para la institución que preside “el acuerdo con Mercadona demuestra el compromiso de esta empresa con la donación de alimentos”. Además, ha mostrado su satisfacción por el ofrecimiento de esta compañía tanto en la donación como en la recogida de alimentos.

Sobre el Banco de Alimentos de Córdoba

El Banco de Alimentos de Córdoba es una organización benéfica sin ánimo de lucro de interés general. Su fin es la consecución, donación y posterior distribución gratuita de alimentos entre entidades benéficas legalmente reconocidas. Dedicadas a la asistencia y cuidado directo de personas necesitadas en la provincia.