El Ayuntamiento destaca la labor con las más de cien personas sin hogar tras cerrar el colegio

 

“Se ha buscado alquiler de habitaciones para algunas personas que han recuperado la confianza en los demás y se muestran preparados para asumir la convivencia”

La teniente de alcalde delegada de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba, Eva Timoteo (Cs), ha hecho balance este jueves de la labor con las 110 personas sin hogar que han pasado por el Colegio Mayor Séneca de la capital durante el estado de alarma por el coronavirus, de las que “algunas se fueron voluntariamente”, y cuyo servicio ya finaliza al estar vinculado a la vigencia de dicho estado.

En declaraciones a los periodistas en las puertas del centro, junto a parte del personal que ha prestado atención en el mismo, la concejal ha valorado “el trabajo magnífico” de dichos profesionales y la acogida por parte de la Universidad de Córdoba (UCO), todo ello para “un acompañamiento e intervención social” en 83 días.

En este caso, ha resaltado el apoyo de distintas instituciones y entidades, como la Junta de Andalucía, el Centro Provincial de Drogodependencia, la Subdelegación del Gobierno, la Policía Local, la Guardia Civil, distintas delegaciones municipales, Cruz Roja, Hogar Sí y Proyecto Hombre, entre otras entidades y empresas, así como personas anónimas que “han trabajado día a día” en el centro.

Al respecto, ha comentado que la labor de la Junta ha hecho que “muchas personas retomen sus terapias de sus enfermedades mentales”, a lo que ha añadido que “todas las personas han salido acompañadas por una intervención social, con su documentación puesta al día”, además de “haber hecho una gestión burocrática para sus renovaciones de DNI y tarjetas sanitarias” y “se les ha solicitado la renta mínima, residencias, tratamientos”.

También, ha detallado que “se ha buscado alquiler de habitaciones para algunas personas que han recuperado la confianza en los demás y se muestran preparados para asumir la convivencia”, al tiempo que “se han procurado billetes de tren y autobús, porque había personas que no eran de Córdoba y les pilló de paso”, entre otras acciones, destacando que están “orgullosos de todas esas personas que han vuelto a su hogar con su familia” y aquellos que “se han ido con un trabajo encontrado gracias a la labor de los profesionales sociales”, ha aplaudido.

“Una nueva dirección”

Tras ello, la edil ha señalado que “ahora hay que ponerse a trabajar en una nueva dirección para tratar el ‘sinhogarismo'”, remarcando que “la colaboración de una intervención sociosanitaria es el camino para acompañar a estas personas”, y ha apostillado que “ser una persona sin hogar no implica una falta de recursos”, algo en lo que trabajará el Consistorio, con el apoyo de la Junta.

De este modo, Timoteo ha enfatizado que espera que “ésto sea el punto de partida de una nueva manera de intervenir para erradicar el ‘sinhogarismo'”, de ahí que haya adelantado que dicha situación se tratará en la próxima reunión con la Red Cohabita.

Entretanto, la delegada ha manifestado que “esto respondía a una emergencia, que era la pandemia sanitaria, y con ese objetivo se abrió este recurso, sabiendo que había una fecha final”, en este caso vinculado al fin del estado de alarma y con ello los contratos realizados a tal efecto.

Por otra parte, la concejal ha valorado que el nuevo director general de Servicios Sociales, Rafael Pizarro, llega “con mucha ilusión y muchas ganas, que hacen falta, porque se avecinan tiempos difíciles para las delegaciones de Servicios Sociales de toda España”, ha admitido.