El Córdoba CF, ante una semana clave de cara a su futuro

El Córdoba CF debe hacer frente a diversos pagos en los próximos días para inscribir a la plantilla y el cuerpo técnico en la competición del grupo IV de Segunda B

Córdoba CF Jesús León
Jesús León bajando a vestuarios en El Arcángel | Foto: RAFA ALCAIDE

La situación extradeportiva del Córdoba CF sigue siendo noticia. La preocupación va en aumento en torno a la masa social del club blanquiverde. En los últimos días el diario ABC ha hecho público el embargo de la entidad. Esta diligencia fue presentada por Bitton Sport, empresa de Luis Oliver, reclamando el pago de 1,8 millones de euros por no haber cubierto una serie de pagos.

El contrato correspondiente a la dirección deportiva de la temporada anterior o la prima por la permanencia en la campaña 2017-2018 están pendientes. Pero es que además, el portal digital “Cordobadeporte” publicaba que Viasport reclama una cantidad cercana a 300.000 euros en función a dos conceptos que no han sido satisfechos.

El Córdoba CF lanzó en su web un comunicado oficial desmintiendo dicha noticia asegurando que “las Sociedades Anónimas Deportivas no pueden ser objeto de embargo como tal”. Además, el funcionamiento de todos los estamentos del club transcurre “con absoluta normalidad”. Sin embargo, la sensible situación económica que atraviesa la entidad le ha llevado a tener las fuentes principales de ingresos en situación de embargo.

La ayuda al descenso, parte de los traspasos de otros jugadores, la partida económica de la venta de abonos, el dinero pactado por patrocinio con empresas locales o las ventas de la tienda del club permanecen bloqueados.

Sin inscribir jugadores

El club tiene que abonar el dinero pendiente a Curro Torres y Sandoval correspondiente a sus finiquitos. Este trámite debe cumplimentarse antes del 23 de agosto ya que, de lo contrario, el Córdoba no podrá inscribir jugadores para competir en Segunda División B. Esta situación, en cambio, podría quedar resuelta en estos días. El propio club comunicó en su web que “ha comenzado a transferir cantidades a los anteriores cuerpos técnicos para inscribir a la totalidad de su plantilla y actual cuerpo técnico en la RFEF”.

Asimismo, el Córdoba CF quiso enviar un mensaje de tranquilidad ante las que tilda como “informaciones que tienen un origen de intereses económicos de terceros”. Añade que están “muy alejadas de nuestro único objetivo, que es el fútbol y preparar una temporada en la que se ha de buscar el objetivo del ascenso”.

Un problema tras otro

Un tema controvertido que se suma al pago pendiente de Jesús León a Carlos González de 4,5 millones de euros desde el 31 de julio. El presidente del Córdoba CF no transfirió esa cantidad al dueño de Azaveco. Como anterior propietario del club, González reclama ahora la devolución del paquete mayoritario de las acciones.

Aglomerados Córdoba, empresa con la que el actual máximo mandatario blanquiverde se hizo con las riendas del club en enero de 2018, lanzó un comunicado a principios del presente mes. En él informaba de que estaba esperando cerrar una operación financiera para abonar la cantidad pendiente a González. Para que eso ocurra, la empresa estimó un plazo de tres semanas.

Este tiempo expira la semana próxima, por lo que el tiempo se va agotando para aumento de la preocupación de los aficionados. De hecho, las peñas y Minoritarios CCF han emitido sendos comunicados a través de las redes sociales denunciando la gestión de Jesús León. Otro de los apuntes a los que hacen alusión es a su apoyo a la plantilla y al cuerpo técnico blanquiverdes.

Semana con dos amistosos

En el plano deportivo, el equipo tiene este lunes jornada de descanso y volverá al trabajo mañana martes por la tarde (19:15 horas) en la Ciudad Deportiva. El conjunto de Enrique Martín cerrará esta semana la pretemporada con dos compromisos: uno en Marbella contra el Sevilla Atlético (viernes 16 de agosto, 19:30 horas) y otro en Linarejos frente al Linares Deportivo (domingo 18 de agosto, 21:00 horas).