El Cristo de la Misericordia y la Virgen de las Lágrimas vuelven a San Pedro

Tras una breve estancia en Santa Marta por obras en san Pedro, las imágenes del Cristo de la Misericordia y Ntra. Sra. de las Lágrimas regresan a su Basílica

Stmo. Cristo de la Misericordia y Ntra. Sra. de las Lágrimas en su Desamparo en el interior de su capilla de San Pedro/WIKIPEDIA

Las sagradas imágenes del Santísimo Cristo de la Misericordia y de Nuestra Señora de las Lágrimas en su Desamparo regresaron ayer a su capilla en la Basílica Menor de San Pedro tras finalizar las obras acometidas en ésta.

Las mismas han permanecido desde el 6 de julio pasado en el Monasterio de Santa Marta de nuestra ciudad tras el inicio de unas obras de reforma en la estructura del templo fernandino de San Pedro.

Consolidación de pilares

Esta nueva intervención, que no ha supuesto el cierre al culto de la sede canónica de esta hermandad, ha estado encaminada a solucionar los graves problemas estructurales de los ocho pilares de la nave central del templo.

En las obras intermitentes que mantuvieron clausurada la iglesia entre 1985 y 1998 fueron forrados por unas «camisas» de hierro que, según ha podido comprobarse, nunca cumplieron la función para la que fueron ideadas.

Ante esta situación, la Parroquia de San Pedro ha afrontado la remoción de todos esos elementos metálicos oxidados e inservibles. Las obras se han acometido pilar a pilar y han implicado la retirada de solería con las consiguientes molestias y suciedad de cualquier obra.

La hermandad tomó antes de su traslado a Santa Marta las medidas oportunas para preservar del polvo y la suciedad su capilla Sacramental y la urna con las Reliquias de los Santos Mártires de Córdoba, a quienes también rinden culto y veneración.

Por tanto, a partir de mañana miércoles 30 de octubre la misa y posterior
ejercicio semanal, como establecen las Reglas de esta cofradía, volverán a celebrarse en su capilla, a partir de las 19:30 horas.